in ,

Trump es capaz de todo por el muro fronterizo

WASHINGTON (AP) —  Conforme aumenta la presión para encontrar una salida al impasse del Gobierno que ya lleva tres semanas cerrado, dejando a miles de empleados sin paga, Donald Trump está más cerca de declarar una emergencia nacional para financiar su muy prometido muro fronterizo.

Miles de empleados sin sueldo

Unos 800,000 empleados, de los cuales algunos aún se presentan a trabajar, están por perder el primer pago de salario del año debido al cierre, mientras Washington está a punto de establecer un nuevo récord por el cierre de gobierno más largo en la historia del país. Esos indicadores tenían a algunos de los legisladores republicanos cada vez más incómodos con las exigencias de Trump.

Trump aseguró que se sentía mal “por las personas que tienen familiares que han sido asesinados” por criminales que atravesaron la frontera, cuando se le preguntó por el apuro que pasan quienes no reciben su sueldo por el cierre de la Administración.

El jueves, durante su visita a McAllen, Texas, y el río Grande, el presidente de Estados Unidos dijo que “si por algún motivo no logramos esto (refiriéndose a un acuerdo con los demócratas para el financiamiento del muro)”, entonces declarará “una emergencia nacional”.

Sin evidencia

A pesar de lo que dice Trump, no hay evidencia de una ola de delitos cometidos por inmigrantes. Existen en cambio, investigaciones que determinan que los que están ilegalmente en Estados Unidos cometen menos delitos que los ciudadanos estadounidenses, y los inmigrantes legales aún menos.

Trump ha consultado con expertos de la Casa Blanca y aliados para establecer una medida unilateral que le permita la construcción del muro fronterizo, a pesar de las objeciones del Congreso.

Si Trump evade el control del Congreso, podría generar impugnaciones legales y quejas de ambos partidos por extralimitarse.

Desvío de recursos

Un funcionario del Congreso, que habló bajo la condición de anonimato, aseguró que la Casa Blanca ha pedido a los ingenieros de la Armada a buscar los mecanismos para que los millonarios recursos destinados a la ayuda por los desastres naturales en Puerto Rico y otros lugares, sean desviados para la construcción del muro fronterizo.

Al enterarse de las pretensiones de la Casa Blanca, las autoridades de Puerto Rico dijeron que era “inaceptable”, que la isla aun lucha para recuperarse del huracán María, que generó daños por unos 100,000 millones de dólares.

Reclamo desde Puerto Rico

Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico, señaló que el muro no debería financiarse “con el dolor de los ciudadanos de Estados Unidos que han sufrido una tragedia y una pérdida a través de un desastre natural”.

“Utilizar ahora esto como balón político no es lo que merecen los ciudadanos americanos en Puerto Rico”, dijo Jennifer González, representante del territorio estadounidense ante el Congreso. Y enfatizó, “Rechazo vehementemente ese juego con nuestro dolor y esperanzas”.

Seguridad fronteriza

No queda claro qué abarcaría el acuerdo y no hubo indicios de que hubiera alguno a la vista. Trump dijo que no reabrirá el gobierno sin dinero para el muro. Los demócratas aseguran que favorecen las medidas para aumentar la seguridad fronteriza, pero se oponen a la larga e impenetrable barrera que desea Trump.

El cierre parcial del gobierno llegaría a un récord la mañana del sábado, superando el cierre de 21 días que terminó el 6 de enero de 1996 bajo la presidencia de Bill Clinton.

___
Los periodistas de The Associated Press Jill Colvin, Colleen Long, Alan Fram y Deb Riechmann en Washington, Nomaan Merchant en McAllen, Texas, y Danica Coto en San Juan contribuyeron a este despacho.

Continúan las largas filas en CDMX por desabasto de gasolina

Maximilian Wöber firma con el Sevilla