in ,

Trump va por la reelección

El presidente de Estados Unidos

Arremete contra las políticas de su rival demócrata

WASHINGTON (EFE).— El presidente estadounidense Donald Trump aceptó ayer la nominación del Partido Republicano para optar a un segundo y último mandato presidencial en las elecciones del 3 de noviembre, en las que se enfrentará al aspirante demócrata, el exvicepresidente Joe Biden.

“Con el corazón lleno de gratitud y un optimismo sin límites, acepto profundamente esta nominación para la Presidencia de Estados Unidos”, dijo Trump en su discurso ante la Convención Nacional Republicana, pronunciado en directo en el jardín sur de la Casa Blanca ante alrededor de 1,500 personas, sentadas en sillas juntas y sin apenas mascarillas para prevenir el Covid-19.

Trump aseguró que, si es elegido, su rival en las elecciones de noviembre el exvicepresidente demócrata llevará a la Casa Blanca un “movimiento represor y socialista” que “demolerá” el destino de Estados Unidos y el sueño americano.

“Estas son las elecciones más importantes de la historia de este país (...). Estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista demuela nuestro querido destino”, dijo Trump en su discurso.

Momentos antes, Ivanka Trump, la hija y asesora del presidente, presentó a su padre durante la Convención Nacional, tal y como hizo cuatro años atrás, al destacar que su Presidencia “ha cambiado Washington”.

“Nuestro presidente se niega a renunciar a sus creencias para ganar puntos con la elite política. Para mi padre, ustedes (el pueblo) son la elite. Washington no ha cambiado a Donald Trump, Donald Trump ha cambiado Washington”, dijo Ivanka Trump.

“La gente —agregó Ivanka— lo ataca por ser poco convencional, pero lo amo por ser real y lo respeto por ser efectivo”.

Mientras Ivanka Trump pronunciaba el discurso ante más de 1,000 personas, de fondo se escuchaban bocinas de una protesta antigubernamental convocada afuera de la Casa Blanca.

La hija del presidente aludió en diversas ocasiones a su discurso hace exactamente cuatro años, durante la Convención Nacional Republicana de 2016 celebrada en Cleveland, donde también tuvo el papel de introducir a su padre.

“Hace cuatro años les dije que lucharía junto a mi padre y cuatro años después, ¡aquí estoy!”, afirmó Ivanka Trump.

Defendió que su padre “tiene fuertes convicciones, sabe en lo que cree y dice lo que piensa”.

“Reconozco que el estilo de comunicación de mi papá no es del gusto de todos. Y sé que sus tuits pueden parecer un poco sin filtro, pero los resultados, los resultados hablan por si mismos”, defendió Ivanka Trump, que también dijo que “estés de acuerdo con él o no, siempre sabes dónde está parado”.

Por su parte, el líder de la mayoría republicana del Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, pidió reelegir al presidente estadounidense para que la oposición demócrata no dicte a los ciudadanos del país “cuántas hamburguesas pueden comer”.

“(Los demócratas) quieren decirles qué tipo de auto deben manejar, qué fuentes de información son creíbles, e incluso cuántas hamburguesas pueden comer”, dijo McConnell, en tono exagerado, durante la Convención Nacional Republicana.

 

De un vistazo

Protestas

Cientos de personas se congregaron ayer en las inmediaciones de la Casa Blanca para una “manifestación de ruido y una fiesta de baile” con el objetivo de ahogar el discurso en el que el presidente estadounidense Donald Trump aceptó la nominación presidencial republicana.

Discurso

Trump pronunció su discurso de aceptación de la candidatura desde el Patio Sur de la Casa Blanca como parte del acto final de la Convención Nacional Republicana.

Aún no hay una decisión

No acata las medidas sanitarias