in

Andanada de descalificaciones

El presidente de Estados Unidos

Trump, contra el FBI y diario “The New York Times”

En respuesta a la revelación sobre que el FBI lo investigó por la sospecha de que él hubiera trabajado para Rusia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó ayer, por Twitter, una andanada de descalificaciones contra el FBI y el periódico “The New York Times”, autor de la revelación.

“Wow, acabo de leer en el fallido New York Times que los corruptos exlíderes del FBI, casi todos despedidos o obligados a abandonar la Agencia por algunas razones muy malas, abrió una investigación sobre mí, sin razón y sin ninguna prueba, después de despedir al mentiroso James Comey”, escribió Trump en Twitter.

Poco después, el presidente estadounidense escribió en otro tuit que “El FBI estaba en completa confusión (ver N.Y. Post) debido al pobre liderazgo de Comey y la forma en que manejó el desastre de Clinton (por no mencionar su usurpación de poderes del Departamento de Justicia). MI despido de James Comey fue un gran día para América. Era un policía corrupto que está siendo totalmente protegido por su mejor amigo, Bob Mueller…”.

La andanada siguió con otros tuits en que Trump sostiene que él ha sido mucho más duro con Rusia que Obama, Bush o Clinton, “tal vez más duro que cualquier otro Presidente”, y arremete de nuevo contra ex funcionarios y agentes del FBI.

El diario “The New York Times” publicó que, de acuerdo con ex funcionarios, días después que Donald Trump despidiera a James Comey como director del FBI, funcionarios de seguridad de Estados Unidos se preocuparon tanto por el comportamiento del presidente que iniciaron una investigación para saber si trabajaba en nombre de Rusia. Los investigadores de contrainteligencia tuvieron que considerar si las propias acciones del presidente constituían una posible amenaza a la seguridad nacional.

De acuerdo con el diario, los agentes también intentaron determinar si Trump estaba trabajando a sabiendas para Rusia o si, sin saberlo, había caído bajo la influencia de Moscú.

La investigación del FBI tuvo un aspecto criminal, ya que se indagó si el despido de Comey constituyó una obstrucción de la justicia.

El periódico reportó que agentes del FBI y algunos altos funcionarios comenzaron a sospechar de los vínculos de Trump con el Kremlin durante la campaña presidencial de 2016, pero no iniciaron una investigación en esa época porque no estaban seguros de cómo enfocar una pesquisa tan delicada e importante.

Pero el comportamiento de Trump en los días en que Comey fue despedido en mayo de 2017, en especial en dos momentos en los que pareció vincular el despido del director con la investigación sobre Rusia, ayudaron a que se iniciara la parte de contrainteligencia de la pesquisa, según las fuentes.

Robert Mueller se hizo cargo de la investigación cuando fue designado fiscal especial poco después del despido de Comey. La pesquisa en general examina la interferencia rusa en los comicios de 2016 y si la campaña de Trump se coordinó con Moscú. El diario dice que se desconoce si Mueller aún investiga el ángulo de contrainteligencia.

Rudy Giuliani, abogado de Trump, le dijo al periódico que no estaba al tanto de la investigación al mandatario, pero indicó que, como fue abierta hace año y medio y no se había escuchado nada al respecto, aparentemente “no encontraron nada”.— Aristegui Noticias

 

Lionel Messi, por su festejo 400

Multas en Ticul por prevención