in

Asamblea de Interpol termina con polémica

El surcoreano Kim Jong Yang

Un surcoreano es elegido como su nuevo presidente

DUBÁI (EFE).— La 87 asamblea de Interpol terminó con polémica por las denuncias de Rusia de que hubo fuertes presiones para nombrar como presidente del organismo al surcoreano Kim Yong Jang, al que apoyaba Estados Unidos, en sustitución del chino Meng Hongwei.

Menos de dos meses después de la detención de Meng en China y su renuncia como máximo dirigente de Interpol, el organismo con sede en Francia tenía en su asamblea de Dubái la tarea de cerrar una insólita etapa de interinidad que ha liderado el propio Kim.

El surcoreano fue elegido ayer para completar un periodo de dos años improrrogables imponiéndose al aspirante ruso, Alexander Prokopchuk, cuya candidatura generó críticas de Estados Unidos y de países como Ucrania y Lituania, que temían una posible politización de Interpol.

“El presidente fue elegido de manera transparente, clara, justa y es una decisión colectiva tomada por la asamblea”, defendió hoy ante los periodistas el secretario general de Interpol, el alemán Jürgen Stock, tras la clausura del evento.

Stock no quiso dar detalles sobre el número de votos que recibió Kim.

Pese a que el cargo tiene pocas atribuciones, limitadas a encabezar las sesiones de la Asamblea General y del Comité Ejecutivo, en Rusia la decisión no ha caído bien.

“Por supuesto, es una pena que nuestro candidato no ganara, pero si analizamos muy bien las declaraciones realizadas por varios países, entonces resulta evidente que hubo fuertes presiones”, comentó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin

 

Aseguran un tráiler

Yucatán merece más de él