in ,

A partir de hoy, los policías de Tel Aviv portarán cámaras en sus uniformes

Policía de Tel Aviv
Fotografía facilitada por la Policía israelí de Tel Aviv, de uno de sus efectivos con el uniforme que el cuerpo ha empezado a utilizar hoy con cámaras prendidas, un proyecto que se extenderá a toda la fuerza y que pretende dar mayor transparencia a su labor.- (EFE/ Policía de Tel Aviv)

JERUSALÉN, Israel.  (EFE).- La Policía israelí de Tel Aviv empezó hoy a usar cámaras prendidas de sus uniformes, un proyecto que se extenderá a toda la fuerza y que pretende dar mayor transparencia a su labor, según un comunicado oficial.

Las cámaras costarán unos 70 millones de shékels (más de 16 millones de euros) y, según la Policía, beneficiarán tanto a los agentes como a los ciudadanos, a quienes pretenden infundir mayor confianza en las actuaciones policiales.

Este proyecto se ha presentado dos días después de que la Policía disparase y matase a un joven con problemas mentales de origen etíope, Yehuda Biadga, que corría por la calle con un cuchillo hacia los policías, según informaron éstos.

Actitud discriminatoria

La comunidad etíope se ha quejado en reiteradas ocasiones de una actitud discriminatoria por parte de las fuerzas de seguridad, también en este caso.

“Uno de los motivos principales para implementar este proyecto era la mejora de las relaciones entre la Policía y la comunidad etíope, y estoy seguro de que traerá un gran cambio tanto en las relaciones como en la confianza pública“, dijo hoy el ministro de Seguridad Pública, Guilad Erdán, en una rueda de prensa difundida por la televisión pública Kan.

Brutalidad y racismo

En 2016 comenzaron los preparativos para el uso de las cámaras, menos de un año después de que imágenes de agentes de la Policía pegando a un soldado etíope, aparentemente sin que mediara provocación, causaran manifestaciones en todo el país en contra de la brutalidad policial y racismo.

Según el comunicado de la Policía, en las comisarías donde se utilizaban las cámaras en 2017, las quejas por agresión por parte de los agentes descendieron en un 35 %.

La prueba, sin embargo, suscitó reacciones preocupadas por parte de comentaristas legales, informó el diario Haaretz el mes pasado, como la duda de cómo tratar las pruebas recogidas por las cámaras y en qué instancias deberían ser apagadas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador en una conferencia matutina hoy domingo (Foto de Notimex)

López Obrador: No seré alcahuete de corruptos