in ,

Evalúan daños millonarios

Trabajadores intentan quitar un árbol después de que el ciclón “Amphan” golpeara Bengala

Las agencias de las Naciones Unidas ayudan a afectados

NUEVA DELHI (AP y Xinhua).— Las autoridades de India comenzaron ayer a evaluar los daños y a limpiar las carreteras tras el paso del ciclón “Amphan”, que dejó más de 90 fallecidos y millones de desplazados luego de barrer las comunidades costeras del este de India y la vecina Bangladesh.

En el estado indio de Bengala Occidental, el más afectado por el paso de un meteoro que causó amplias inundaciones en su capital, Calcuta, la policía y los equipos de respuesta a desastres retiraron árboles caídos y escombros, repararon las líneas de comunicación y comenzaron a sacar a los cientos de miles de personas que se refugiaron en albergues.

Cuando tocó tierra el miércoles, “Amphan” era la tormenta más potente que azotaba la región en más de una década, generando intensas lluvias y marejadas.

El primer ministro indio, Narendra Modi, supervisó desde el aire las zonas más afectadas en Bengala Occidental y Odisha. Fue el primer viaje del dirigente fuera de la capital, Nueva Delhi, tras la imposición de una carentena por el Covid-19 a finales de marzo.

En su primera valoración, funcionarios de Bangladesh dijeron que el ciclón causó daños por importe de alrededor de 130 millones de dólares en infraestructuras, alojamiento, pesca y ganadería, recursos hídricos y agricultura. El alcance total de los daños en India no se conocía por el momento.

Las autoridades en ambas naciones lograron desalojar a más de 3 millones de personas antes de la llegada de “Amphan”.

Al menos 80 personas murieron en el estado de Bengala Occidental y en Odisha se reportaron otros dos decesos. Bangladesh, por su parte, confirmó 13 víctimas fatales.

Envían ayuda

Las agencias asistenciales están ayudando al gobierno de Bangladesh a distribuir alimentos y otros artículos para refugios en todo el país y a establecer fuentes de agua limpia y letrinas luego de los enormes daños que el ciclón “Amphan”, dijo ayer un vocero de la ONU.

Stephane Dujarric, vocero del secretario general de la ONU António Guterres, indicó que al menos 10 millones de personas fueron afectadas por la tormenta.

“Informes iniciales indican que cerca de 331,000 viviendas fueron dañadas y al menos 100,000 personas han sido desplazadas”, dijo el vocero en una conferencia de prensa virtual.

El número de desplazados es adicional a los cerca de dos millones de personas desalojadas de sus hogares antes de que llegara la tormenta.

 

Prevé un mayor impacto en el PIB

La colaboración de Aitana y Reik supera distancias