in ,

Irán acusa a EE.UU. de decir “mentiras máximas” sobre ataque a petroleras saudíes

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos. — El Ministerio iraní de Exteriores rechazó el domingo las acusaciones de Estados Unidos de que Teherán está detrás de los ataques a infraestructuras petroleras saudíes el día anterior, y afirmó que forma parte de la política de “mentiras máximas” de Washington.

Foto de archivo de una llama de gas detrás de las tuberías en el desierto en el campo petrolero de Khurais, a unos 160 km de Riad, Reino de Arabia Saudita, 23 de junio de 2008 (reeditado el 14 de septiembre de 2019).- (EFE / EPA / ALI HAIDER)
Los tanques de almacenamiento se ven en la planta a granel North Jiddah, una instalación petrolera de Aramco, en Jiddah, Arabia Saudita, el domingo 15 de septiembre de 2019.- (Foto AP / Amr Nabil)
En esta imagen tomada de un video transmitido en el canal satelital de noticias sauditas Al-Arabiya el sábado 14 de septiembre de 2019, un hombre camina por un estacionamiento mientras se puede ver el humo de un incendio en las instalaciones de procesamiento de petróleo de Abqaiq detrás de él en Buqyaq, Arabia Saudita.- (Al-Arabiya vía AP)
En esta imagen tomada de un video transmitido en el canal satelital de noticias sauditas Al-Arabiya el sábado 14 de septiembre de 2019, un hombre camina por un estacionamiento mientras se puede ver el humo de un incendio en las instalaciones de procesamiento de petróleo de Abqaiq detrás de él en Buqyaq, Arabia Saudita.- (Al-Arabiya vía AP)
Imagen satelital de Planet Labs Inc. que muestra un espeso humo negro saliendo de la planta de procesamiento de petróleo Abqaiq de Saudi Aramco en Buqyaq, Arabia Saudita.- (Planet Labs Inc a través de AP)

Washington adoptó una política de “presión máxima” contra Irán, afirmó el portavoz del Ministerio Abbas Mousavi, pero debido a “su fracaso, (Estados Unidos) se inclina hacia las mentiras máximas” ahora.

Los ataques con drones del sábado realizados por rebeldes yemeníes han paralizado en torno a la mitad de los suministros petroleros saudíes, tras afectar al mayor centro saudí de procesamiento de crudo y a un importante campo petrolífero.

También ocasionaron enormes incendios y llevaron a la suspensión de las “operaciones de producción” en la planta de Abqaiq y el campo de Khurais.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó por teléfono al príncipe heredero saudí tras el ataque, expresando el apoyo de Washington a la seguridad y estabilidad del reino.

Boris Jhonson

El primer ministro británico se compara con el “Increíble Hulk”