in ,

Tensión en Jerusalén por ataque con bomba incendiaria

JERUSALÉN, Israel. (AP) — La policía israelí cerró el martes los accesos al lugar sagrado más tenso de Jerusalén, después de que sospechosos palestinos arrojaron una bomba incendiaria a una comisaría.

No se informó de víctimas. La policía se apostó rápidamente en lo alto de la colina, forcejeando con palestinos en el lugar, mientras buscaban a los agresores. Arrestó al menos a tres sospechosos y se vio cuando los agentes arrojaban al suelo a una mujer.

Aumenta la tensión

El incidente acentuó las tensiones en el lugar, que los judíos veneran como el Monte del Templo y los musulmanes como el Noble Santuario. El conjunto, donde se encuentran las mezquitas de Al-Aqsa y de Omar, es escenario frecuente de hechos de violencia.


Después del incidente, la policía israelí cerró los accesos y restringió el ingreso a la Ciudad Vieja, permitiendo solamente la entrada de residentes a los barrios musulmán y cristiano. Otras entradas permanecieron abiertas.

Policía desaloja el lugar

Firas Dibs, vocero del Waqf, el organismo islámico designado por Jordania que administra el lugar, dijo que la policía había expulsado a casi todos los feligreses. “Todas las puertas están cerradas y no se permite entrar a nadie“, dijo.


Algunas decenas de feligreses se reunieron a orar en los bordes del conjunto, vigilados por la policía israelí.

Confirman arrestos

La policía confirmó los tres arrestos, pero Dibs dijo que fueron seis los detenidos y 10 heridos en los forcejeos con la policía.


El presidente palestino Mahmud Abbas denunció la “peligrosa escalada israelí” y advirtió que habría “repercusiones graves.” Emitió un comunicado en el que pidió la intervención de la comunidad internacional.

El líder del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, durante una sesión de la Asamblea Nacional este martes en Caracas (Foto de EFE)

Abren nuevo proceso judicial contra Guaidó: ahora por el apagón

Los tres niveles del gobierno combaten el incendio en Las Vigas