in

Aumenta la tensión

Vista del buque petrolero noruego “Front Altair” en llamas

Barcos petroleros sufren daños en Estrecho de Ormuz

DUBÁI (AP).— Estados Unidos responsabilizó a Irán de los supuestos ataques contra dos barcos petroleros perpetrados ayer cerca del estratégico Estrecho de Ormuz, y acusó a la nación árabe de emprender una campaña para “escalar las tensiones” en una región crucial para el abastecimiento mundial de energía.

La Marina Armada de Estados Unidos se apresuró a brindar asistencia a las embarcaciones siniestradas en el Golfo de Omán, frente a las costas de Irán, en donde uno de los barcos estaba envuelto en llamas. Los operadores de ambos buques no dieron una explicación inmediata sobre qué o quién fue responsable del daño en contra de “MT Front Altair”, de bandera noruega, y el japonés “Kokuka Courageous”. Ambas embarcaciones transportaban productos petroleros, y el “Front Altair” ardió durante horas, enviando una densa columna de humo negro.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que la evaluación de su país sobre la participación de Irán se sustenta, parcialmente, en información de inteligencia, además del nivel de pericia que requirió la operación. También se basa en incidentes recientes en la región que Estados Unidos también atribuyó a Irán, incluyendo el uso de minas lapa —diseñadas para adherirse de forma magnética al casco de una embarcación— para atacar cuatro buques petroleros frente al puerto emiratí de Fuyaira, ubicado a poca distancia del incidente de ayer, y un ataque con explosivos contra un oleoducto saudí perpetrado el mes pasado por combatientes respaldados por Irán, añadió Pompeo.

“En conjunto, estos ataques no provocados presentan una clara amenaza a la paz y seguridad internacional, un ataque descarado a la libertad de navegación y una campaña inaceptable para escalar las tensiones por parte de Irán”, dijo Pompeo. No presentó evidencia, no dio detalles sobre algún plan ni respondió preguntas.

Irán negó cualquier participación en los ataques del mes pasado y su canciller indicó que es sospechoso el momento en que ocurrieron los incidentes, debido a que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, estaba en una reunión con el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Khamenei, en Teherán.

Pompeo destacó que Abe le pidió a Irán que se involucre en negociaciones con Washington pero que Teherán “rechazó” la propuesta.

Los supuestos ataques ocurrieron la madrugada de ayer a 40 kilómetros de la costa sur de Irán. El “Front Altair”, cargado con nafta de los Emiratos Árabes Unidos, solicitó ayuda por radio después de que se presentara el incendio. Poco después, el “Kokuka Courageous”, que transportaba metanol de Arabia Saudí y Qatar, también envió una señal de ayuda.

Frontline, la firma que opera el “Front Altair”, dijo a The Associated Press que una explosión fue la causa del incendio. Sus 23 tripulantes —de Rusia, Filipinas y Georgia— fueron desalojados al navío Hyundai Dubai, añadió.

BSM Ship Management dijo que el “Kokuka Courageous” sufrió daños en el casco y que sus 21 marineros filipinos fueron desalodos. Uno de ellos tenía lesiones leves.

De acuerdo con un funcionario estadounidense, la evidencia preliminar indica que el ataque contra el “Kokuka Courageous” fue llevado al cabo por Irán con una mina similar a la que fue usada contra buques petroleros cerca de Emiratos Árabes Unidos el mes pasado. El funcionario, que se negó a proveer detalles o evidencia, habló bajo condición de anonimato para poder discutir hallazgos iniciales que no se han hecho públicos.

Denuncia ante la ONU

Estados Unidos llevó ayer al Consejo de Seguridad de la ONU su acusación contra Irán por los presuntos ataques perpetrados contra dos buques cisterna en el Estrecho de Ormuz.

Acusan a Irán

En una reunión a puerta cerrada, la delegación estadounidense trasladó al resto de miembros del Consejo su análisis de este nuevo incidente en el Golfo Pérsico, después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, señalase directamente a Teherán.

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar