in ,

Bolivia autoriza que hija de Evo Morales viaje a México para recibir asilo

Evaliz Morales, hija del expresidente de Bolivia Evo Morales, recibió la aprobación del gobierno boliviano para viajar a México (Foto de redcolectiva.com)
Evaliz Morales, hija del expresidente de Bolivia Evo Morales, recibió la aprobación del gobierno boliviano para viajar a México (Foto de redcolectiva.com)

LA PAZ.— Evaliz Morales Alvarado, hija de Evo Morales, recibió luz verde del gobierno de Bolivia para que pueda asilarse en México, donde se encuentra su padre desde el 12 de noviembre, dos días después de renunciar a la presidencia.

“Decidimos otorgar un salvoconducto a Evaliz Morales para que reciba asilo en México, bajo el entendimiento de que la familia no es culpable de las acciones de su padre”, escribió en Twitter la presidenta interina, Jeanine Áñez.

Te puede interesar: Es “mezquindad” cuestionar el gasto en Evo Morales, señala López Obrador

“Somos un gobierno que busca pacificar nuestra nación”, subrayó.

La hija de Evo Morales, quien se encuentra asilada en la embajada mexicana en la capital boliviana desde el 11 de noviembre, solicitó a México asilo político, al igual que su padre y varios ex funcionarios de alto rango del gobierno de Morales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que autorizó salvoconductos para Evaliz Morales y para la asambleísta María Inosenta Poñe Poichee, también asilada en la embajada mexicana en La Paz.

Otro hijo, en espera de la aprobación

El gobierno de Áñez analizará “una a una” las solicitudes de salvoconductos que hicieron exfuncionarios y otras personas para salir del país y asilarse en México, entre ellos el hijo de Morales, Álvaro, cuya petición está en trámite.

Pero hasta ahora el gobierno descarta que vaya a entregar salvoconductos a los exministros de Evo Morales “porque son importantes para el diálogo”.

Nuevo proceso electoral

Actualmente, el gobierno interino y el partido de Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), negocia un acuerdo sobre un nuevo proceso electoral con la mediación de la Iglesia católica, la Unión Europea y un enviado especial de las Naciones Unidas.

Bolivia está sumida en una crisis política y social que empeoró tras las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, después que Evo Morales fue reelecto para un cuarto mandato.

La oposición denunció un fraude electoral y exigió la renuncia del mandatario, quien finalmente dimitió tras varios días de violencia.

Ojo de Tinta

Ojo de Tinta: “Radiografía de un torero”