in ,

Brasil abre sus estadios para dar asilo a personas sin hogar

Un hombre sin hogar porta una mascarilla como medida de protección contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19), en el centro de Brasilia, Brasil. Foto de Xinhua

BELÉN.- El Estadio Olímpico Mangueirao, el mayor de la ciudad brasileña de Belén, es ahora un albergue provisional para alojar a decenas de personas sin techo y que dormían en las calles. Lo anterior como una estrategia para reducir su vulnerabilidad al contagio del coronavirus (Covid-19).

Las autoridades de Pará, estado amazónico del que Belén es capital, montaron en pocas horas un albergue en las instalaciones del estadio, que dotaron con colchones, alimentos, medicinas y artículos de aseo, para acoger a personas sin hogar y ofrecerles el alojamiento provisional.

Decenas de obreros iniciaron el domingo la instalación de dos hospitales de campaña en la ciudad brasileña de Sao Paulo, tanto en el estadio de Pacaembú como en el parque Anhembi, al registrar la urbe el mayor número de casos del nuevo coronavirus en Brasil. Foto de Xinhua

En una primera incursión en la mañana se dio asilo a unas 100 personas, ya inscritas en el programa e instaladas en el estadio, y en la noche se sumaron otras 150.

Brasil suma 25 muertos y 1546 casos

La iniciativa fue posible debido a que la rápida expansión del Covid-19 en Brasil, en donde se han registrado 25 muertos y 1,546 casos confirmados, obligó a las federaciones a suspender todos los campeonatos de fútbol del país.

Personas sin hogar portan mascarillas como medida de protección contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19), en el centro de Brasilia, Brasil. Foto de Xinhua

Además del Mangueirao, al menos 13 grandes clubes de fútbol de Brasil ofrecieron las instalaciones que no usarán por ahora, entre estadios y centros de entrenamiento, para que puedan ser aprovechados como hospitales de campaña, alojamientos, centros médicos y puntos de donación de sangre o vacunación.

El gobernador de Pará, Helder Barbalho, explicó que ese estado del norte de Brasil consideró el Mangueirao como una estructura ideal para improvisar el alojamiento debido a que cuenta "con muchos baños, vestuarios, amplios espacios y diferentes áreas al aire libre, lo que reduce el riesgo de transmisión del virus".

El Gobierno regional solicitó el apoyo de la iniciativa privada y en pocas horas recibió numerosas donaciones, como 1,000 colchones e igual número de almohadas de una tienda del ramo, así como alimentos y productos de higiene.

Síguenos en Google Noticias

Se mantiene en 12 los casos positivos de Covid-19 en Quintana Roo