in ,

Busca acelerar su plan de “brexit”

El primer ministro Boris Johnson firma un ejemplar de uno de sus libros para un partidario durante reciente visita en el condado de Durham

Johnson prepara a su equipo para abandonar la UE

LONDRES (EFE).— El primer ministro británico, Boris Johnson, empezó ayer a perfilar su nuevo gobierno y recibió a sus diputados a fin de acelerar su plan de “brexit”, lo que hará con la presentación el viernes ante el Parlamento de la ley sobre el acuerdo de salida de la Unión Europea (UE).

Johnson designó a Simon Hart como nuevo ministro para Gales, cubriendo una de las plazas que habían quedado vacantes en su equipo a raíz de las elecciones del 12 de diciembre, en las que el Partido Conservador obtuvo una mayoría absoluta.

Confirmó asimismo en el Ministerio de Cultura a Nicky Morgan, que no se presentó a los comicios como candidata a la Cámara de los Comunes pero mantendrá su puesto en el gabinete de gobierno al haber sido designada miembro de los Lores.

El líder “tory”, que accedió al poder por primera vez el pasado julio sin mediar urnas, planea de momento mantener intacto el grueso de su antiguo Ejecutivo, aunque se prevé que reforme los ministerios cuando se consume la retirada de la UE, el próximo 31 de enero.

Johnson recibió además en privado, en la sede del Parlamento, a su nuevo grupo parlamentario, formado por 365 diputados de un total de 650 en la Cámara de los Comunes, que incluye 55 representantes de circunscripciones anteriormente laboristas que esta vez votaron a los conservadores para ver materializado el “brexit”.

También se congregaron en Westminster los diputados del independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP), que se consolida como tercera fuerza parlamentaria, por detrás de los laboristas (con 203 escaños), tras conseguir el pasado jueves 48 de los 59 asientos que tiene Escocia en los Comunes.

Los parlamentarios asumirán sus puestos entre hoy y mañana, cuanto también será nombrado el nuevo presidente de la Cámara baja, Lindsay Hoyle, antes de que el jueves la reina Isabel II inaugure el nuevo curso parlamentario con la lectura de la agenda legislativa del gobierno.

Un portavoz gubernamental dijo ayer que Johnson planea someter el viernes a votación en los Comunes la ley del acuerdo de salida de la Unión Europea —que traslada al derecho británico el contenido de ese pacto—, que superaría ese día su primer trámite con el apoyo de la mayoría conservadora.

Se espera entonces que el Parlamento siga procesando la ley, hasta que esta reciba sanción real tras pasar por la Cámara de los Lores, a su regreso en enero del receso navideño.

Sin embargo, si el gobierno quisiera que el texto quedara aprobado antes de final de año, lo que no está confirmado, podría hacerlo habilitando suficientes días laborables, lo que posiblemente incluiría convocar a la cámara en un sábado, según fuentes parlamentarias.

Johnson fue felicitado hoy por su resultado electoral por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien coincidió en la importancia de negociar “un ambicioso acuerdo comercial”, según su portavoz.

Mientras el primer ministro ultima su estrategia, el Partido Laborista, el primero de la oposición, está sumido en una crisis tras el varapalo sufrido en los comicios, cuando perdieron 59 diputados, hasta 203, bajo el liderazgo del izquierdista Jeremy Corbyn.

Varios destacados laboristas, entre ellos el portavoz de Transporte, Andy McDonald, han acusado a la cadena BBC, entre otros medios, de haber contribuido en parte incluso “deliberadamente” a la derrota del laborismo, con una cobertura desfavorable a Corbyn.

La secretaria general del partido, Jennie Formby, ha propuesto al Comité Ejecutivo iniciar el proceso de selección de un nuevo líder el 7 de enero, a fin de culminarlo en marzo.

Entre los nombres que suenan para suceder a Corbyn, aún no confirmados como candidatos, están el portavoz para el “brexit”, Keir Starmer; la portavoz de Exteriores, Emily Thornberry; la de Empresas, Rebecca Long-Bailey; la portavoz de Educación, Angela Rayner, y las diputadas Lisa Nandy y Jess Phillips.

Por otra parte, los partidos norirlandeses reanudaron hoy las conversaciones para tratar de restaurar el gobierno autonómico de poder compartido entre republicanos y unionistas, suspendido desde enero de 2017 por diferencias hasta ahora irreconciliables.

Una vez consumado el “brexit” en enero, el Reino Unido y la UE iniciarán el proceso de negociación de un nuevo acuerdo comercial, que Johnson quiere tener listo al final del periodo de transición, el 31 de diciembre de 2020, para poder cumplir su promesa de no solicitar una prórroga.

Llamada

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro británico, Boris Johnson, conversaron ayer por teléfono e insistieron en una futura negociación comercial entre Washington y Londres después del “brexit”.

Felicita a Johnson

Trump también aprovechó la llamada para felicitar a Johnson por la victoria de su Partido Conservador en las elecciones británicas de la semana pasada.

Síguenos en Google Noticias

Policía detiene a sospechoso del tiroteo en Columbus, Ohio

Pese a desafíos en 2020, Concanaco se dice optimista