in

Fecha a la consulta

Rogelio Jiménez Pons

Buscan el aval de grupos indígenas para el Tren Maya

CIUDAD DE MÉXICO (AP y Notimex).— Los habitantes de los municipios del Sureste por los que pasará uno de los grandes proyectos de infraes tructura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el Tren Maya, serán llamados a consulta el 15 de diciembre para pronunciarse sobre la iniciativa.

López Obrador anunció que la consulta será vinculante y explicó que en las semanas que quedan hasta el día de la votación se llevarán al cabo diversas actividades informativas con las más de 3,400 comunidades indígenas afectadas.

“Si la gente dice sí, vamos… si la gente dice no, allí quedó. Hasta ahí llegamos. El pueblo manda”, se comprometió el mandatario.

Con una longitud de más de 1,460 kilómetros y un costo previsto en 6,300 millones de dólares, el tren recorrerá los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo y unirá los principales puntos turísticos de la península de Yucatán y Palenque.

El ferrocarril serviría a turistas y trabajadores de Cancún y a los lujosos complejos turísticos de la Riviera Maya, además de transportar mercancías. Pero recorrerá una región de alto valor medioambiental y muchos tramos de selva podrían verse afectados.

De hecho, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional se manifestó en contra del proyecto por su impacto en las tierras y comunidades indígenas.

El gobierno de López Obrador ya convocó a consultas similares, la más importante sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, y ha sido criticado por ser juez y parte en estas consultas donde, hasta el momento, siempre han ganado las propuestas oficialistas.

El Congreso de la Unión ya aprobó una nueva ley para regular las consultas populares pero no está en vigor.

Sobre la forma de financiar el proyecto, López Obrador aseguró que hay recursos suficientes.

“Nos alcanza el presupuesto”, indicó el mandatario.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), un grupo de estudios sobre política pública, publicó a principios de año un informe en el que instó a no apresurar el proyecto sin una planificación cuidadosa sobre costos y beneficios, y con base en varios escenarios consideró que el Tren Maya costaría entre cuatro y 10 veces más de lo que se ha presupuestado.

Saldría del rezago

Este proyecto generará un desarrollo integral en el sureste de México, región que, afirmó el Presidente, se quedó rezagada en el periodo neoliberal y decreció en los últimos 36 años, “cuando cuenta con mucho potencial y recursos”.

Durante su conferencia de prensa matutina, en la que estuvieron presentes los titulares del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, y del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino, López Obrador dijo que el Tren Maya es una oportunidad para saldar “la deuda histórica con la región y priorizar el bienestar de la población, con la generación de empleos y riqueza”.

Tren Transpeninsular Especificaciones

De acuerdo con el proyecto ejecutivo, el Tren Maya tendrá una extensión de 1,460 kilómetros, con 18 estaciones.

Pasaje y carga

El ferrocarril prestará servicios de transporte de pasajeros locales, turismo y carga.

Más turistas

Según el gobierno atraería a 17 de millones de turistas al año.

Velocidades

Alcanzará velocidades máximas de 160 kilómetros por hora para los pasajeros y de 120 kilómetros por hora para transporte de carga.

Recursos

Se informó que la obra tendrá uso de derechos de vía existentes, como líneas férreas, líneas de transmisión eléctrica y carreteras.

Beneficiarios

La obra beneficiaría a 12 millones de habitantes en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Según lo que ayer informó López Obrador, el Tren Maya estaría concluido “en tres o cuatro años”.

Misas de Réquiem

Cartón de Tony: Solo ve hacia atrás