in

“Cada uno de nosotros es precioso a tus ojos”

Una multitud participa en la procesión de Nuestra Señora de Fátima

Más de 200,000 fieles vistan a la Virgen de Fátima

LISBOA (EFE).— Más de 200,000 fieles culminaron este ayer lunes la tradicional peregrinación internacional de mayo en el santuario portugués de Fátima con una misa oficiada por el cardenal filipino Luis Antonio Tagle, según los organizadores.

La conmemoración, que se produce en el 102o. aniversario de las apariciones y dos años después de la visita del papa Francisco, reunió a peregrinos de 40 países, algunos de ellos de Asia, continente en el que el santuario está buscando aumentar el número de fieles.

Por ello, el cardenal filipino, único país asiático con mayoría católica, fue el encargado de presidir esta peregrinación, mientras que la de octubre estará a cargo del arzobispo de Seúl, Andrew Yeom Soo-jung.

El culto a Fátima tiene su origen entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917, período durante el que tres niños portugueses —Lucía, Jacinta y Francisco— aseguraron que fueron testigos de varias apariciones de la Virgen. Los tres menores, que eran pastores de un rebaño, aseguraron que la Virgen les hizo varias revelaciones en esos encuentros, que conforman la profecía de Fátima.

Los relatos de las apariciones convirtieron a Fátima en un lugar destacado de peregrinación para los creyentes, que cada año visitan por miles este pequeño enclave portugués.

En 2017 el santuario conmemoró el centenario de las apariciones con la presencia del papa Francisco, quien canonizó a los hermanos Jacinta y Francisco Marto, los primeros niños no considerados mártires en ser declarados santos.

Ayer, el Papa transmitió un mensaje especial en su cuenta de Twitter. “María, Virgen de #Fátima, estamos seguros de que cada uno de nosotros es precioso a tus ojos y que nada de lo que habita en nuestros corazones es ajeno a ti. Custodia nuestra vida entre tus brazos, guíanos a todos nosotros por el camino de la santidad”.

Ataque Burkina Faso

El papa Francisco recibió con pena la noticia del ataque a una iglesia en Dablo, Burkina Faso, ocurrido el domingo.

Seis víctimas

Ayer lunes se celebró el funeral de las seis víctimas, cinco fieles y el párroco, Siméon Yampa, a quien el obispo de Kaya, Mons. Théophile Nare, describió como “una persona humilde que amó a sus feligreses hasta el sacrificio final”.

Comando yihadista

El ataque ocurrió en la iglesia del beato Isidoro Bakania en Dablo. Un comando de 20 yihadistas llegó en motos y comenzó a disparar.

Oración del Papa

“Francisco ora por las víctimas, sus familias y toda la comunidad cristiana del país”, declaró ayer Alessandro Gisotti, vocero interino de la Santa Sede.

Un muerto y 11 heridos deja balacera en cervecería de Playa del Carmen

Cartón de Tony: Árboles que crecen torcidos