in ,

China ponen a prueba antivirales para detener el coronavirus

Foto: Megamedia

sSWma esfuerzos

PEKÍN (Xinhua).— Varios medicamentos antivirales son sometidos a pruebas clínicas contra la epidemia del nuevo coronavirus (Covid-19), y algunos han demostrado una eficacia aceptable, reveló ayer un funcionario chino.

Investigadores chinos se han concentrado en unos pocos medicamentos existentes, incluidos el fosfato de cloroquina, el favipiravir y el remdesivir, después de múltiples pruebas de selección, señaló Zhang Xinmin, director del Centro Nacional para el Desarrollo de la Biotecnología de China, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Los experimentos in vitro han mostrado que el fosfato de cloroquina, un medicamento contra la malaria ampliamente usado por muchos años, puede inhibir eficazmente la infección del nuevo coronavirus.

Se ha descubierto que bloquea las infecciones del virus al cambiar la acidez y el valor de basicidad dentro de la célula e interfiere en los receptores del nuevo coronavirus del SARS.

También muestra actividad de modulación inmune, que puede fortalecer su efecto antiviral y es ampliamente distribuido en todo el cuerpo, incluyendo los pulmones, después de su administración oral.

Se encuentra en pruebas clínicas en más de 10 hospitales en Pekín y Guangdong, que incluyen un total de más de 100 pacientes.

Pronto también se llevarán a cabo pruebas clínicas de los medicamentos en la provincia central de Hunan, dijo Zhang.

Los resultados clínicos preliminares muestran que el fosfato de cloroquina es muy efectivo para el tratamiento de la neumonía causada por el nuevo virus del coronavirus, indicó.

El favipiravir, un medicamento contra la influenza disponible en mercados extranjeros, fue sometido a pruebas clínicas en Shenzhen, en la provincia sureña de Guangdong, con 70 pacientes, informó.

El resultado inicial muestra que el medicamento tiene una eficacia relativa obvia y reducidas reacciones.

“Tres o cuatro días después del tratamiento, el grupo que tomó el medicamento tiene un índice negativo en el ácido nucleico viral significativamente mayor que el grupo paralelo”, dijo.

El remdesivir fue desarrollado contra el ébola por Gilead Sciences, una compañía farmacéutica de los Estados Unidos.

Ha demostrado una muy buena actividad antiviral contra el nuevo coronavirus a nivel celular.

El Hospital de la Amistad China-Japón y el Instituto de Materia Médica de la Academia China de Ciencias Médicas son autorizados para llevar a cabo una prueba clínica sobre el medicamento en más de 10 hospitales en Wuhan, centro de la epidemia en Hubei.

La prueba clínica aleatoria, de doble ciego, inició el 6 de febrero y alrededor de 66 por ciento de los pacientes con Covid-19 participantes en la prueba tendrán la oportunidad de tomar el medicamento antiviral. Usualmente, la proporción de pacientes que toman un medicamento de prueba respecto al grupo paralelo es de 1:1. Sin embargo, la proporción en la prueba con remdesivir es de 2:1, para que más pacientes en estado crítico puedan obtener un mejor tratamiento, dijo más temprano Zhao Jianping del Hospital Tongji basado en Wuhan. La prueba adoptará un método aleatorio de doble ciego, lo cual significa que tanto pacientes como doctores desconocen quién ha tomado el medicamento de prueba. El efecto del remdesivir se dará a conocer después de que concluya la prueba. La prueba durará hasta finales de abril. "Más adelante, haremos oportunas recomendaciones sobre el tratamiento de la COVID-19 de acuerdo con los resultados de esas pruebas clínicas", dijo Zhang. Indicó que los investigadores examinaron más de 70.000 medicamentos o compuestos a través de simulaciones computarizadas y pruebas de actividad enzimática in vitro, y seleccionaron 5.000 candidatos a fármacos potencialmente efectivos. Posteriormente fueron probados a nivel celular contra la infección del coronavirus común, y al final fueron escogidos alrededor de 100 para realizar experimentos más detallados, lo que ayudó a seleccionar aquellos para realizar los ensayos clínicos, añadió Zhang. La tarea de investigación científica más urgente es mejorar el índice de curación y reducir la mortalidad, lo cual depende de la efectividad de los tratamientos clínicos, indicó. Nuevos productos y tecnologías han sido adoptados para tratar a los pacientes en condiciones severas y críticas, una estrategia clave para reducir la mortalidad, y algunos han logrado buenos efectos clínicos, mencionó. Uno de los recientes progresos es el desarrollo de plasma convaleciente. Este se procesa del plasma reunido de pacientes recuperados, el cual contiene grandes cantidades de anticuerpos protectores. Hasta ahora, un total de 11 pacientes graves de varios hospitales en Wuhan ha recibido terapia de plasma convaleciente, y sus indicadores clínicos han mejorado sin presentar evidentes reacciones adversas. Estudios clínicos en la terapia de células madre, que puede inhibir la sobrerreacción del sistema inmune del cuerpo, se han realizado para tratar a pacientes graves, añadió. Una causa de muerte entre pacientes graves y críticos infectados con el COVID-19 es la "tormenta de citocinas", que es una sobrerreacción del sistema inmune, explicó Zhou Qi, académico de la Academia de Ciencias de China (ACCh). "También estamos investigando los medicamentos existentes que puedan contener la aparición de una tormenta de citocinas, incluyendo medicamentos contra el reumatismo. Algunos de los medicamentos que tienen probada efectividad a nivel celular han sido aplicados en pruebas clínicas", dijo Zhou en la conferencia de prensa.

Se han aplicado pruebas en 14 pacientes graves o críticos de hasta 82 años de edad en un hospital afiliado de la Universidad de la ACCh, y los resultados parecen alentadores, dijo Zhou.

“Ahora, está en marcha una prueba clínica multicentrada, aleatoria y en grupo paralelo”, dijo.

Si los resultados iniciales muestran que un medicamento es efectivo, podemos acelerar el proceso y proporcionar a pacientes graves tratamientos efectivos tan pronto posible, agregó.

Síguenos en Google Noticias

Ofrecen en venta bienes irreales

Cartón de Tony: Alea jacta est