in ,

Suplica ayuda: el abusador de su hija saldrá libre y volvería al vecindario

En diciembre de 2008, Nayoung – como fue nombrada para ocultar su identidad- se dirigía a su escuela primaria como todos los días, cuando salió a su paso Cho  Doo Soon, un hombre de 57 años quien decidió secuestrarla para abusar de ella en el baño público de una iglesia.

Al sujeto, que estaba en estado de ebriedad, no le bastó abusar en reiteradas ocasiones de la niña de ocho años, a quien golpeó brutalmente e intentó estrangular, hasta que finalmente intentó ahogarla en la taza del inodoro. El hombre dejó a su víctima en el lugar, creyendo que estaba muerta.

Sus padres la encontraron horas más tarde y la internaron de emergencia en un hospital de Ansan (al sur de Seúl), donde pese a todo pronóstico la niña logró sobrevivir aunque con varias secuelas en sus órganos internos. Éstas la condenan a vivir el resto de sus días necesitando ayuda de otros para sus necesidades básicas.

Cho Doo Soon y su corta condena

El atroz crimen, que cimbró a la sociedad de Corea del Sur y que llegó a la pantalla grande en 2013 con el filme “Hope”, cobró nuevamente relevancia ya que, a pesar de la violencia con la que se llevó al cabo, un juez determinó dar tan solo 12 años de prisión al abusador infantil, aunque éste en el momento de los hechos tenía 18 condenas previas por otros abusos.

El juez explicó que Cho Doo Soon no podía ser consciente de sus actos, pues estaba bajo los efectos del alcohol. Por tal razón le dio una corta sentencia, a pesar de que la familia de la víctima alega que el hombre siempre negó los hechos y  no mostró arrepentimiento.

Cho Doo Soon a la edad de 57 años, cuando cometió el crimen contra Nayoung, de ocho años. Foto de Internet

El caso tomó un nuevo auge ya que en diciembre de este año, Cho Doo Soon saldrá libre y declaró que regresará a Ansan, lugar donde la víctima y su familia aún residen.

Aspecto de las protestas en Corea del Sur por la liberación del abusador infantil. Foto de Internet

Desesperado, el padre de la víctima recientemente declaró a un medio surcoreano que estaba considerando hacer un préstamo para pagarle al criminal una vida lejos de esta ciudad, toda vez que ellos decidieron quedarse en él, debido al apoyo de los maestros y la comunidad le brindaron a la víctima tras los hechos.

Te puede interesar: Víctima colateral: Karina salió de trabajar y llamó a casa, pero nunca llegó

El padre relató los años de infierno y las necesidades que ha padecido su hija, quien no solo ha tenido que tomar terapias psicológicas, sino que se ha sometido a varias cirugías intestinales.

Por esa razón, suplica a las autoridades intervenir para que el criminal no regrese a su domicilio en Ansan, que lo colocaría a un kilómetro de su hija.- Con información de AllKPop.

Así son las bodas en medio de la pandemia y otras noticias curiosas

Presentan iniciativa para ampliar el permiso de paternidad en Yucatán