in

Columna 7. Aprender a hacer alianzas

Por Franklin Recio

Una red se inicia con una relación entre dos participantes. La red crece cuando un grupo de gente, empresas o universidades voluntariamente intercambian información o actividades juntos. Puede ser orientada con la misión de intercambiar conocimientos, reducir costos o mejorar la posición competitiva a través del rendimiento en innovación o por el balance con las necesidades de los clientes. Las alianzas son un camino de dos vías donde se pueden formar diferenciadores apreciados por el mercado, como la calidad, la competencia técnica o el valor de referencias y certificaciones.

Un humano no puede cubrir todas sus necesidades de manera eficiente. Tampoco una empresa. Por eso necesitan la formación de relaciones con otrosparticipantes de la sociedad.

A través de las alianzas más simples de colaboración, las empresas se pueden formar un mejor panorama acerca de las condiciones de la industria. Pero las alianzas sin objetivos específicos tienden a desaparecer naturalmente, así que se requiere construirlas de manera formal, con metas claras y con un marco de referencia dentro del cual se describan los beneficios para ambas compañías. Las alianzas pueden tener los siguientes beneficios: acceso a mercados, referencias, alimentar la innovación conjunta, incrementar la reutilización de los componentes de los sistemas y reducir los riesgos en escenarios altamente complejos.

Formar alianzas debe tener métricas que estén relacionadas con expandir la relación, como el incluir que se maximice la exposición de conocimientos compartidos. Van más allá de la simple relación social y de referencia para integrarse en planos múltiples, como de negocios, técnico, operativo, etc. Desde el punto de vista de las empresas, el aprender a formar alianzas de manera enfocada es una capacidad dinámica que genera ventajas competitivas y que en épocas de turbulencia y crisis pueden ser aprovechadas para establecer, construir, y habilitar redes de proveedores, clientes, y otros participantes con acceso a oportunidades, formación de conocimientos, cambios favorables en la industria o incluso llegar a fusiones y adquisiciones.

Durante esta pandemia somos testigos de la fortaleza de las compañías de la salud para formar alianzas con otros participantes de su ecosistema. El ejemplo de AstraZeneca para encontrar laboratorios en diferentes países y formar alianzas requiere de un músculo que ha sido entrenado en generar sinergias.

Además, los países también generan alianzas para resolver el problema de manejar recursos limitados y la seguridad nacional. Para ello se debe reconocer esta función y agregarle recursos, por ejemplo, México cuenta con 12 tratados de libre comercio con 46 países actualmente. Es labor de los empresarios aprovechar dichos tratados para no solo vender o comprar, sino también para formar alianzas positivas en muchos otros aspectos de formación de conocimientos y mejoras para sus empresas ejercitando la diversidad geográfica y la experiencia en alianzas internacionales. —Mérida

Doctor en análisis estratégico y desarrollo sustentable por la Anáhuac campus Mayab

Un humano no puede cubrir todas sus necesidades de manera eficiente. Tampoco una empresa.

El presidente Donald Trump con su hermano Robert

Muere Robert, hermano menor del presidente Donald Trump