in ,

Crecimiento chino, el más bajo en 26 años

Trabajadores de la automotriz de lujo china Hongqi revisan un auto

Trump presume buenos resultados de los aranceles

BEIJING (AP y EFE).— El crecimiento económico chino cayó a su nivel más bajo en al menos 26 años durante el período que terminó en junio, atizando la presión de los dirigentes chinos envueltos en una guerra comercial con Estados Unidos.

La segunda economía más grande del mundo creció 6.2% en comparación al año pasado, pero bajó respecto al 6.4% del trimestre pasado, indicó el gobierno.

Economistas esperaban que la economía china repuntaría a fines del 2018, pero atrasaron esa meta después de que el presidente Donald Trump subió los aranceles a importaciones de ese país para presionar a Pekín por sus tácticas para desarrollar tecnología. Ahora, economistas dicen que la desaceleración podría continuar hasta el próximo año.

El debilitamiento de la actividad china tiene repercusiones en todo el mundo. el país asiático es el segundo mercado exportador más grande del mundo después de Estados Unidos. Los países que surten a las fábricas chinas de materias primas —desde el cobre chileno hasta el carbón indonesio — son particularmente vulnerables a la desaceleración del crecimiento chino.

“La proporción de producción sudafricana que va a China, por ejemplo, se ha disparado de 2% a mediados de los 2000 a 15% hoy”, señala un estudio del Instituto Mundial McKinsey.

La República Democrática del Congo envía 45% de sus exportaciones a China, de acuerdo con data de la ONU citada en el informe de McKinsey. Aparte, países con mercados emergentes cada vez son más dependientes de la inversión china.

Reflejo de una guerra

El presidente Donald Trump explicó el bajo crecimiento económico de China como consecuencia de sus aranceles, que tienen un “efecto enorme sobre Pekín, y la razón por la que miles de compañías quieren salir” del gigante asiático.

“El crecimiento económico en China en el segundo trimestre es el menor que han tenido en 27 años. Los aranceles estadounidenses están teniendo un efecto enorme en las compañías que quieren salir de China hacia países sin aranceles. Miles de empresas se están yendo”, dijo Trump desde su cuenta de Twitter.

Los economistas consideran que los aranceles son en última instancia sufragados por el consumidor estadounidense en forma de precios más altos, algo que el Gobierno de Trump rechaza.

A finales de junio, Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron una nueva tregua a la guerra comercial, por la que Washington frenó la imposición de nuevos aranceles a China y accedió a permitir que las empresas estadounidenses vendan productos a la tecnológica asiática Huawei.

Durante una reunión en la ciudad japonesa de Osaka, donde ambos participaban en la cumbre del G20, los dos líderes accedieron a reanudar las negociaciones comerciales y aparcaron la advertencia estadounidense de extender sus aranceles a todas las importaciones chinas.

Trump había amenazado antes de la reunión con imponer aranceles de entre el 10% o el 25% a unos 325,000 millones de dólares en importaciones chinas.

#Dices, iniciativa de la Coparmex para el diálogo

Chicxulub, sin agua potable