in ,

Cubrebocas enredado en la pata de una gaviota, la otra cara del Covid-19

Una gaviota es la nueva víctima del Covid-19, pero no por presentar síntomas de la enfermedad, sino por los residuos humanos que la contingencia sanitaria han dejado a su paso, como lo son los cubrebocas desechables.

Vecinos de Chelmsford, Essex (Inglaterra) solicitaron la ayuda del Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales en Reino Unido (RSPCA, por sus siglas en inglés), tras notar que el ave permanecía inmóvil durante varias horas.

Adam Jones, representante de la RSPCA destacó que cuando se presentó en el lugar, el ave intentó volar, pero comenzó a tropezarse y terminó por caerse en varias ocasiones. Fue entonces que se dio cuenta de que tenía enredadas las patas con el elástico de un cubrebocas.

Cubrebocas y guantes mal desechados

Tras retirar la mascarilla, los rescatistas se dieron cuenta de que las patas de la gaviota estaban hinchadas. El ave ahora se recupera en una jaula junto a otras gaviotas rescatadas, a fin de que puedan ser liberadas al mismo tiempo.

Publicada por South Essex Wildlife Hospital en Sábado, 18 de julio de 2020

Con esta experiencia, la RSPCA busca crear consciencia y pide a las personas desechar debidamente sus cubrebocas, guantes, así como cualquier plástico que pueda representar un peligro para la vida de los animales silvestres.- Con información de RT en Español.

vacuna covid

Vacuna contra el Covid: ¿cuánto costará?

Ya son 850 las personas fallecidas por el Covid-19 en Yucatán