in

Desconfianza en Bolsa de EE.UU.

Andrew Silverman trabaja en la Bolsa de Valores de Nueva York

Mercado de Wall Street, a punto de la desaceleración

NUEVA YORK (EFE).— La última encuesta trimestral que realiza la auditoría Deloitte a los directores financieros de multinacionales con sede en Estados Unidos, Canadá y México reflejó que un 77% cree que el mercado de acciones de Wall Street está sobrevalorado y a punto de una desaceleración.

Este porcentaje creció considerablemente respecto del anterior trimestre y pasó del 63% al 77% después de que Wall Street cerrara el año con récords fulgurantes en sus tres indicadores principales en la que fue su mejor anualidad en toda la historia, con un incremento notable del valor de las acciones de sus principales empresas.

Solo el 40% de los directivos financieros creen que es un buen momento para tomar grandes riesgos en los mercados, el porcentaje más bajo que ha registrado la encuesta trimestral desde 2015, según el documento facilitado a EFE.

Si bien los altos ejecutivos son optimistas respecto del momento económico que atraviesa Estados Unidos y casi el 70% cree que la economía continuará mejorando durante 2020, solo el 23% cree que las condiciones serán mejores de aquí a un año. En este sentido, dos tercios de los financieros creen que el crecimiento económico más allá de 2020 estará condicionado por el resultado de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo 3 de noviembre.

Lo que más preocupa a los directivos es la guerra comercial y la imposición de aranceles, así como la inestabilidad política en un año que se antoja complicado con la futura celebración del juicio político al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y, de nuevo, el impacto que pueda tener la celebración de los comicios presidenciales.

Otra preocupación

A los financieros también les preocupa el riesgo de desaceleración de la economía, que la mayoría sitúa a finales de 2020, aunque de momento el 97 por ciento no teme ninguna recesión.

También inquietan los factores geopolíticos, que recientemente han jugado un papel clave en los mercados tras la escalada y posterior desescalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Menor presión

Asimismo, bajó la preocupación por los tipos de interés, la ciberseguridad y el Brexit. A la par, señalan que también es probable que el gasto de los consumidores y las empresas se desacelere, por lo que el 82 por ciento considera necesario tomar medidas más conservadoras o defensivas en el seno de sus empresas como reducir el gasto discrecional y el de personal.

Guerra comercial

Menachem Brenner, de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, augura que el nuevo año volverá a estar marcado por la guerra comercial entre China y EE.UU., las tensiones en Oriente Medio y su impacto en el petróleo y las elecciones presidenciales.

Trump, impredecible

“Y, por supuesto, no hay que perder de vista el comportamiento impredecible del presidente Donald Trump”, añade el profesor Brenner.

Síguenos en Google Noticias

"Esta decisión es más difícil de ganar que el oro": medallista olímpica huye de Irán

Cartón de Tony: Open House