in ,

Detenciones por supuesto complot palaciego en Arabia Saudita

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman.- Foto de MSN.com

El Cairo, (EFE).- Los canales y medios oficiales saudíes guardan silencio hoy sábado sobre la supuesta detención de dos importantes miembros de la familia real por intentar una maniobra palaciega para deponer al príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

Varios medios estadounidenses informaron que el príncipe Ahmed bin Abdulaziz, el hermano menor del rey Salman bin Abdulaziz, y Mohammed bin Nayef, sobrino del rey y exministro de Interior, fueron detenidos en la madrugada del viernes por miembros de la Guardia Real.

De acuerdo con el The New York Times, el hermano menor del expríncipe heredero Bin Nayef, Nawaf bin Nayef, también fue detenido.

En Arabia Saudí no hay reacción oficial ni para desmentir las informaciones. Tan sólo algunos activistas opositores, escondidos detrás de un pseudónimo en Twitter por las graves consecuencias que puede acarrear criticar a la monarquía saudí, especularon sobre el arresto de los miembros de la familia real.

Algunos de ellos afirmaron en Twitter que la detención "está relacionada con la muerte del rey Salman o su abdicación en el trono, que se puede producir pronto", según el opositor Hureyaksa, en referencia al futuro del actual monarca, Salman bin Abdulaziz, de 84 años.

El príncipe Ahmed, hermano menor y único vivo del rey saudí, es una importante figura de la casa de Saud que ya ha mantenido desencuentros públicos por la forma de gobernar el país.


En 2018, el hermano del rey, que fue viceministro del Interior, apareció en un vídeo frente a su residencia en Londres durante unas manifestaciones contra la guerra del Yemen, en la que desde 2015 Arabia Saudí al frente de una coalición árabe en apoyo del presidente yemení Abdo Rabu Mansur Hadi.

Desencuentros familiares

En esa manifestación, desvinculó las políticas del reino de la familia real y responsabilizó a su hermano el rey y a su hijo, el príncipe heredero, de ser los únicos que toman decisiones en el país, aunque a su vuelta a Riad aseguró que sus palabras fueron "mal entendidas".

Desde entonces, Ahmed mantuvo un perfil bajo y guardó buenas relaciones con la cúpula gobernante hasta que fue arrestado la mañana de ayer viernes, tras regresar de un viaje, de acuerdo con fuentes del periódico.

Por su parte, Salman Mohamed bin Nayef, inicialmente nombrado príncipe heredero hasta que en 2017 el rey Salman nombró a su hijo Mohamed bin Salman, fue arrestado de nuevo, como ya ocurrió hace tres años.

Bin Nayef es visto como un candidato más cercano a Estados Unidos para reinar en Arabia Saudí y su arresto domiciliario hizo saltar todas las alarmas, sobre todo después de las intensas campañas militares en el Yemen con armamento estadounidense y el asesinato de Khashoggi.

En el ojo del huracán

Después de protagonizar escándalos de repercusión mundial como la detención en un lujoso hotel de Riad de príncipes, políticos y hombres de negocios en noviembre de 2017, acusados de corrupción, así como estar en el punto de mira por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi el 2 de octubre de 2018, el príncipe heredero vuelve a estar en el centro de atención.

De acuerdo con el reputado activista Mujtahidd, conocido por exponer casos de corrupción y detenciones en Arabia Saudí, existe una "fuerte discreción" por parte de las autoridades saudíes, ante la preocupación de los "gobiernos occidentales" por otro escándalo protagonizado por el príncipe heredero.

"Si Bin Salman no toma la iniciativa de anunciar (la detención), los gobiernos occidentales tienen intención de filtrar detalles para obligarle a tratar el acontecimiento con seriedad y responsabilidad", aseguró.

Síguenos en Google Noticias

Encuentran sin vida a conocido carnicero de la colonia Mulsay