in

EE.UU. firma histórico acuerdo de paz con talibanes afganos

Mullah Abdul Ghani Baradar, líder de la delegación talibán; y Zalmay Khalilzad, enviado de EE.UU.

DOHA, Qatar (AP/EFE) — Estados Unidos y el Talibán firmaron el sábado un acuerdo de paz que busca poner fin a 18 años de derramamiento de sangre en Afganistán y permitir que las tropas estadounidenses regresen a casa tras la guerra más larga librada nunca por Washington.

El pacto fue firmado por el representante especial de Estados Unidos para la paz, Zalmay Khalilzad, y el líder talibán, mulá Abdul Ghani Baradar. Ambos representantes se fundieron posteriormente en un apretón de manos y la sala de la ceremonia en un lujoso hotel de Catar, con una nutrida presencia de talibanes, gritó "Alá es grande".

Condiciones antiterroristas

Estados Unidos empezará a retirar miles de efectivos militares, que se reducirán de los actuales 13.000 a 8.600 en los próximos cuatro a cinco meses. El retiro total, en 14 meses, dependerá de que el Talibán cumpla ciertas condiciones antiterroristas. Ese cumplimiento será evaluado por Estados Unidos.

"Pueden ser pacíficos"

Antes de la firma pronunciaron un breve discurso el jefe de la diplomacia catarí, Mohamed bin Abdulrahman al Zani, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y Ghani Baradar.

Pompeo, que llegó este sábado a Doha para participar en el histórico evento, afirmó que lo logrado hasta el momento "no es perfecto, pero los talibanes han demostrado que pueden ser pacíficos cuando quieren".

Por su parte, el firmante talibán destacó este evento de "histórico" y alabó las "negociaciones exitosas" entre su grupo y EE.UU., asegurando que "el acuerdo también es bueno para la comunidad internacional".

Fueron años de negativas

Los talibanes dieron comienzo al proceso para llegar hasta aquí en febrero de 2018, cuando su oficina política en Doha urgió a Washington a tomar parte en un diálogo "directo" después de años de negativas.

En octubre de ese mismo año, Khalilzad y líderes de los insurgentes mantuvieron la primera de más de una decena de rondas de diálogo en Catar.

El pasado septiembre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, canceló abruptamente los encuentros en respuesta a un atentado en Kabul en el que murió un estadounidense, si bien el proceso se retomó a finales de noviembre tras una visita del dirigente a Afganistán.

Finalmente, el 22 de febrero de 2020 los talibanes implementaron una reducción de la violencia durante siete días, que han trascurrido sin graves incidentes.

¿Qué sucedió luego del 11-S?

El entonces presidente George W. Bush ordenó la invasión de Afganistán, en respuesta a los ataques del 11 de septiembre de 2001. Algunos de estadounidenses que revistan allí no habían nacido cuando las torres gemelas del Centro de Comercio Mundial se vinieron abajo en una soleada y fresca mañana que cambió la forma de ver el mundo de los estadounidenses.

Tardaron apenas unos meses en derrocar a los talibanes y en obligar a Osama bin Laden y a la cúpula de Al Qaeda a cruzar la frontera hacia Pakistán, pero la guerra se prolongó durante años cuando Estados Unidos intentó establecer un estado funcional y estable en uno de los países menos desarrollados del mundo.

Los talibanes se reagruparon y en la actualidad controlan más de la mitad del territorio afgano.

Víctimas mortales

Washington gastó más de 750.000 millones de dólares y la guerra se cobró decenas de miles de víctimas mortales en todos los bandos. Pese a este, el conflicto ha sido a menudo ignorado por los políticos y la población estadounidenses.

Te puede interesar: La OMS eleva de “alto” a “muy alto” el riesgo de expansión del Covid-19

Síguenos en Google Noticias

En cuarentena tres mexicanos repatriados desde Wuhan

Provincia Eclesiástica de Yucatán exhorta a la prevención por el coronavirus