in ,

EE.UU. tendría ''excedentes'' de la vacuna para repartir entre países aliados

Alex Azar, secretario de Salud de Estados Unidos, observa la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 a un médico en el Hospital Universitario George Washington (Foto de EFE)
Alex Azar, secretario de Salud de Estados Unidos, observa la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 a un médico en el Hospital Universitario George Washington (Foto de EFE)

WASHINGTON.- El gobierno de Estados Unidos informó que tiene contratadas al menos 900 millones de dosis de la vacuna de Covid-19 y la cifra podría llegar a 3,000 millones, lo que le garantiza "excedentes" que planea compartir con sus aliados en el mundo.

"Creemos que tendremos excedentes en nuestro suministro de vacunas y por eso el presidente (Donald Trump) firmó un decreto comprometiéndose a tomar esos excedentes, de vacunas y de capacidad manufacturera, y usarlos en beneficio de la comunidad mundial", indicó Alex Azar, secretario de Salud.

Te puede interesar: Estados Unidos da luz verde para aprobar otra vacuna: de Moderna

Estados Unidos tiene una población de 330 millones de personas, a la que deben restarse los aproximadamente 70 millones que no recibirán por ahora la vacuna porque no está indicada para menores de 16 años.

Sin embargo, al contrario que China y otras potencias, el país no forma parte de la plataforma Covax impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un acceso global y en términos de igualdad a las vacunas.

Negociaciones con Pfizer

En conferencia, Azar intentó dejar atrás la polémica generada por la noticia de que Pfizer, que acordó vender inicialmente 100 millones de dosis a Estados Unidos, podría no generar nuevas unidades para el país hasta junio de 2021.

Estados Unidos quiere conseguir otros 100 millones de dosis de Pfizer y negocia para ayudarles a producir nuevas unidades para los estadounidenses en la primera mitad de 2021, según el diario "The New York Times".

"Estamos trabajando con Pfizer y soy muy optimista de que tendremos éxito", aseguró Azar.

Destacó que Washington espera conseguir una mejor visibilidad del proceso de producción del inmunizante.

"Apoyo completo" del gobierno

Azar reveló, además, que Pfizer les informó recientemente de varios retos que podrían tener en su proceso de manufactura y el gobierno de Trump le ofreció apoyo completo para asegurar que puedan producir.

Estados Unidos aprobó la semana pasada el uso de la vacuna de Pfizer y envió 2.9 millones de dosis a todo el país, que promedia más de 200,000 infecciones diarias y empezó a inocular a los primeros trabajadores sanitarios este lunes.

Una segunda vacuna, la de Moderna, podría aprobarse en cuestión de horas o días, pues mañana se reunirá para evaluarla un comité asesor de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA), que en un análisis preliminar confirmó su eficacia y seguridad.

Compras con otras empresas

Además de las 100 millones de dosis garantizados de Pfizer y 200 millones de Moderna, Estados Unidos compró otros 300 millones de la vacuna que desarrolla AstraZeneca.

También 100 millones de Novavax, 100 millones de Sanofi y GSK y otros 100 millones de Johnson and Johnson, que al contrario de otras solo requeriría una dosis y no dos.

Johnson and Johnson cerrará mañana el reclutamiento de voluntarios para su fase 3 de la vacuna y Washington espera poder evaluar su eficacia en enero, indicó ayer Moncef Slaoui, principal asesor de la Operación "Warp Speed" de la Casa Blanca contra la pandemia.

Pixie Belles, el juguete más vendido de Amazon México