in

“El aborto nunca es la solución”, dice el Papa

CIUDAD DEL VATICANO.— “Ningún ser humano puede ser jamás incompatible con la vida, ni por su edad, ni por su salud, ni por la calidad de su existencia”: afirmó el papa Francisco al recibir en audiencia ayer a los participantes en el Congreso Internacional “¡Yes to Life! El cuidado del precioso don de la vida en la fragilidad”.

En su discurso ante los 300 participantes del congreso, en la Sala Clementina, el Papa aseguró que “todo niño que se anuncia en el vientre de una mujer es un regalo, que cambia la historia de una familia: de un padre y una madre, de abuelos y hermanos. Y este niño necesita ser bienvenido, amado y cuidado. ¡Siempre!”.

El Santo Padre recordó la relación especial entre la madre y el niño que lleva en su vientre y el “diálogo cruzado que se instaura entre ellos”: “Una relación real e intensa entre dos seres humanos, que se comunican entre sí desde los primeros momentos de la concepción para favorecer la adaptación mutua, a medida que el niño crece y se desarrolla. Una capacidad comunicativa que no es solo de la mujer, sino sobre todo del niño, que en su individualidad envía mensajes para revelar su presencia y sus necesidades a la madre”.

“Hoy las modernas técnicas de diagnóstico prenatal son capaces de descubrir desde las primeras semanas la presencia de malformaciones y patologías, sospechas que llevan a las mujeres y las parejas a una desaliento profundo. Pero nadie puede predecir el resultado cierto de esa patología porque la evolución de cada enfermedad es siempre subjetiva y ni siquiera los médicos saben a menudo cómo se manifestará en cada individuo”.

Sin embargo, “hay una cosa que la medicina sabe bien: los niños, desde el vientre materno, si presentan condiciones patológicas, son pequeños pacientes, que a menudo pueden ser curados con intervenciones farmacológicas, quirúrgicas y asistenciales extraordinarias, capaces ahora de reducir la terrible brecha entre las posibilidades diagnósticas y terapéuticas, que durante años ha sido una de las causas del aborto voluntario”.

Estas posibilidades y conocimientos deben ponerse a disposición de todos, mientras que es esencial que los médicos comprendan claramente no solo el objetivo de la curación, sino también el valor sagrado de la vida humana, puntualizó el Papa.— Vatican News

DatosEspontáneo

El Papa puso fuerte el acento en la cuestión del aborto y dijo fuera de texto los siguiente:

”Problema humano”

“A veces oímos: ‘Eh, ustedes católicos no aceptan el aborto, es el problema de su fe’. No… no tiene nada que ver, es un problema humano”, expresó.

”Contratar a un sicario”

“No carguemos en la fe algo que no le compete. Es un problema humano (…) ¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema? Segunda pregunta: ¿Es lícito contratar a un sicario para resolver un problema?”.

Emotivo regreso de Jesse & Joy a Mérida