in ,

El papa Francisco celebrará la misa en vídeo; se queda sin peregrinos

Ciudad del Vaticano (EFE).- Ante la prohibición en Italia de eventos que congreguen a gran número de personas por la difusión del coronavirus, el rezo del ángelus y la audiencia general los celebrará el papa en vídeo y sin presencia de fieles, lo que hará que el Vaticano se quede prácticamente sin peregrinos.

El Vaticano anunció que el rezo del ángelus dominical y la audiencia general del miércoles las celebrará Francisco desde la Biblioteca del palacio pontificio y serán transmitidas en vídeo para evitar la congregación de público en la plaza de san Pedro como medida de precaución ante la difusión del coronavirus.

“Estas decisiones son necesarias para evitar los riesgos de propagación de COVID-19 debido a la congregación de personas durante los controles de seguridad para acceder a la plaza, como también se requiere por las autoridades italianas“, indicó el Vaticano en una nota.

También se anunció que hasta el domingo 15 de marzo se suspenderá la participación de los fieles invitados a las misas que celebra cada mañana el papa en su residencia de la Casa de Santa Marta.

El Vaticano aún no ha comunicado qué sucederá con las audiencias privadas del papa a personalidades o a grupos.

Te puede interesar: El papa Francisco está resfriado, no participará en los ejercicios de Cuaresma

Coronavirus en el Vaticano

Las medidas, cuando en Italia se registran 197 fallecidos y 3.916 infectados, se hacen aún más necesarias después de que el pasado día 5 se registrase el primer caso de coronavirus en la Ciudad del Vaticano y la puesta en cuarentena de varias personas que estuvieron cercanas a esta persona.

Esta decisión también servirá para proteger al papa Francisco, de 83 años, que durante las audiencias saludaba a cientos de personas.

El papa ha pasado varios días resfriado, sin síntomas atribuibles a otras patologías, como especificó la oficina de prensa, y por ello no ha podido participar junto al resto de la Curia en los Ejercicios Espirituales de Cuaresma.

También se están tomando medidas de control de las personas que se acercan al papa emérito Benedicto XVI, de 93 años, que vive en la residencia Mater Ecclesia situada en los jardines vaticanos.

Como en el resto de países, el departamento de Salud e Higiene del Vaticano ha implementado las normas italianas y a sus empleados y habitantes “reitera la necesidad absoluta de la correcta aplicación de las normas de higiene.”

Te puede interesar: Se contagian de coronavirus más de 60 personas en un funeral en España

Síguenos en Google Noticias

Ambiente fresco para el fin de semana en Yucatán