in ,

El Papa pide buscar el perdón de las víctimas de abuso

El papa Francisco platica con periodistas durante el vuelo a Bratislava

Empieza hoy una conferencia para proteger al menor

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).— El papa Francisco pidió ayer que la Iglesia “reconozca sus errores” ante los “comportamientos crueles” de los abusos a menores y “busque siempre el perdón de las víctimas”, en un videomensaje que dirigió a los participantes de los 20 países del centro y este de Europa que se reúnen en la Conferencia Internacional sobre la Protección de los Menores y los Adultos Vulnerables que se celebra a partir de hoy en Varsovia.

A partir de mañana religiosos y expertos participarán en esta primera gran conferencia internacional para afrontar el tema de los abusos e intentar erradicarlos de la Iglesia, organizada en Polonia, país cuyo clero notificó que ya recibió cerca de 800 casos de abusos a menores desde 1990.

“Sólo enfrentando la verdad de estos comportamientos crueles y buscando humildemente el perdón de víctimas y sobrevivientes, la Iglesia podrá encontrar su camino para ser nuevamente considerada con confianza un lugar de acogida y seguridad para los necesitados”, explica Francisco.

La reunión, explicó el Papa, servirá “para responder más adecuadamente a esta conmoción gravísima a la que nos enfrentamos” y pidió, como ya hizo en su discurso de 2019 cuando reunió a las Conferencias episcopales de todo el mundo que “el bienestar de las víctimas no se deje de lado a favor de la equívoca preocupación por la reputación de la Iglesia como institución”.

Contrición

“Nuestras expresiones de contrición deben convertirse en un concreto camino de reforma”, expresó el Pontífice explicando que esto servirá “tanto para prevenir ulteriores abusos como para garantizar a los demás la confianza en el hecho de que nuestros esfuerzos conducirán a un cambio real y fiable”.

El Papa animó a los participantes “a escuchar la llamada de las víctimas y a comprometerse, el uno con el otro y con la sociedad en sentido más amplio, en estos importantes debates, porque tocan verdaderamente el futuro de la Iglesia en Europa Central y Oriental, no sólo el futuro de la Iglesia, sino también el corazón del cristiano”.

“Reconocer nuestros errores y fracasos puede hacernos sentir vulnerables y frágiles, eso es seguro. Pero también puede ser un tiempo de espléndida gracia, un tiempo de vaciamiento, que abre nuevos horizontes de amor y servicio recíproco. Si reconocemos nuestros errores, no tendremos nada que temer, porque será el mismo Señor quien nos habrá conducido hacia aquel punto”, señaló.

Finalmente, citando una frase de Abraham Lincoln, décimo sexto presidente de los Estados Unidos, agregó: “Con malicia hacia nadie y con caridad hacia todos”.

“Los exhorto a ser humildes instrumentos del Señor, al servicio de las víctimas de los abusos, viéndolas como compañeras y protagonistas de un futuro común, aprendiendo unos de otros a ser más fieles y más resilientes para que, juntos, podamos afrontar los desafíos futuros”, concluyó.

La conferencia internacional organizada por la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, creada por el papa Francisco, y la Conferencia Episcopal Polaca empieza hoy y concluirá el miércoles próximo en Varsovia. Asistirán representantes de los obispos y personas que trabajan en el ámbito de la protección de la infancia y la juventud en 20 países de Europa Central y Oriental.

Juárez sorprende y saca los tres puntos de visita ante el León

Un muerto y dos lesionados en dos ataques armados en Cancún