in

Empeora la crisis, narra un yucateco varado en Perú

Alfredo García Flores

Atrapados en sus cuartos

De la incertidumbre pasaron a la angustia y desesperación los mexicanos que están en cuarentena en hoteles e iglesias de Perú, país en el cual permanecen varados a causa de los protocolos implementados contra la pandemia de Covid-19, en espera de una oportunidad para regresar.

Algunos se han vuelto presas de la desesperación en los cuartos de hotel donde están confinados, pues no los dejan salir a comprar los insumos básicos para el día.

“Ahora la tenemos más difícil. Al mediodía también hay toque de queda. No ves a nadie en las calles, ya que está todo cerrado”, relató desde Lima Alfredo García Flores, yucateco que al igual que decenas de mexicanos anhela regresar a casa.

Sin noticias

“Solo nos informan que esta situación se puede poner más complicada y que hasta dentro de 15 días me darían una noticia clara sobre cuándo me podré ir”, dijo.

Relató que en los supermercados, cuando les autorizan salir, deben entrar en fila, en grupos de 10 personas —todos con cubrebocas y a una distancia de 2 metros entre cada uno—, y comprar un mínimo de cosas.

“Suspendieron los vuelos que nos habían ofrecido para regresar a México. Ya no sé cuándo me voy a poder ir. ¡Esto es muy desesperante. Tengo miedo!”, admitió.

“Somos muchos mexicanos todavía varados en este sitio. A muchos se nos vence el cuarto de hotel en unos días. No sabemos qué vamos a hacer después. Hay protestas e incluso han pedido que se traiga el avión presidencial”, añadió.

Alfredo García indicó que en la embajada mexicana solo les dicen que el gobierno federal enviará tres aviones para el rescate de los connacionales, pero que está difícil la situación.

“Nos pidieron no estar en áreas comunes, además de que nos toman la temperatura todos los días. Me preocupa mucho, viajo solo y no sé qué será de mí si me contagio”, agregó.

Con él todavía hay al menos medio millar de mexicanos en Lima, Perú.

“Hay un grupo de ‘mochileros’ que se encuentra en calidad de desesperados, duermen donde les agarra la noche”, dijo.

Ayer, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la embajada de México en Perú confirmaron la muerte de un mexicano (yucateco) en ese país hospitalizado debido al Covid-19.

“Al enterarme del fallecimiento del señor yucateco (lo cual informamos en Imagen), el terror y la tristeza se apoderaron de mí. ¡Estoy muy asustado! Después de recibir la noticia, nos informaron que las comidas las tendremos que hacer en la habitación para salir lo menos posible”.— Katia G. Leyva Olea

“Las autoridades sanitarias y el gobernador regional de Cusco han informado que dio positivo a Covid-19. El connacional estaba acompañado por su esposa, quien se reporta en buenas condiciones de salud”, agregó.

Toque de queda

El gobierno de Perú ordenó la inmovilización ciudadana y el toque de queda después de que las proyecciones señalaran que podía tener 4 millones de infectados y 25,000 hospitalizados por el coronavirus en el país, reveló este martes el ministro de Salud, Víctor Zamora.

El ministro informó que los fallecidos por la enfermedad suman 7 en el país y son 416 los infectados.

“Tenemos que prepararnos con todas las armas tecnológicas y tener los productos en el Perú”, dijo.

Agregó, hay 23 hospitalizados, 9 de ellos permanecen en cuidados intensivos,, dos con evolución favorable y cuatro “de sumo cuidado”

 Yucateco víctima del Covid-19

El gobierno confirmó ayer el fallecimiento del señor Isaías Rodríguez y Rivero.

Profesor

Era profesor normalista jubilado y licenciado en Lengua y Literatura Castellana.

Excursionistas

Se encontraba con su esposa, Ethel del Carmen Trujillo Trujillo, en el país sudamericano como parte de una excursión de yucatecos por destinos religiosos de la zona.

Karateca cinta negra

Isaías, septuagenario, practicaba karate desde hacía 40 años y tenía el grado de cinta negra primer dan. Se preparaba para presentar el examen de segundo dan.

Colaborador parroquial

Fue activo colaborador en la construcción y posterior remozamiento de la sede parroquial del Divino Redentor, en Pensiones. A beneficio de la parroquia efectuaba excursiones como en la que participaba al morir. En la sección Imagen ofrecemos más información.

Síguenos en Google Noticias

Derrumbe de una pared cobra una vida en Tizimín

Mil goles: ¿verdad o mito?