in ,

Empleados de Google se manifiestan contra el abuso sexual

“Don´t be evil”

EE.UU.- Miles de empleados de Google abandonaron brevemente sus puestos de trabajo y protestaron por la gestión que recibieron las demandas de acoso sexual contra ejecutivos.

Con pancartas, hicieron uso sarcástico del lema original de la empresa “Don’t be evil”.

Ingenieros y otros empleados se sumaron al paro desde Tokio, Singapur y Londres, hasta Nueva York, Seattle y San Francisco.

Reflejo del #MeToo

La protesta es un reflejo de la creciente frustración por el movimiento #MeToo. Las mujeres luchan contra las plantillas compuestas en su mayoría por hombres en Silicon Valley.

Todos participan

En Dublín, los activistas utilizaron megáfonos para hablar ante una multitud de hombres y mujeres. En otros lugares se reunieron en salas de conferencia o recepciones.

Desde Nueva York, por ejemplo, parecía haber tantos hombres como mujeres en las calles mientras que en Cambridge, Massachusetts, los hombres superaban a las mujeres quizás en 6 a 1.

“¡Se acabó la era del acoso sexual!”, gritó la organizadora Vicki Tardif Holland, “Se acabó la era del racismo sistémico. Se acabó la era de los abusos de poder. ¡Ya basta!”.

Los paros reflejaron las posturas de algunos de los 94.000 empleados de Google y su empresa matriz Alphabet Inc.

Afirmaban que la compañía no está a la altura de los ideales que profesa en su lema “Don’t be evil” (No ser un mal) y el más reciente mandato en su código de conducta: “Hacer lo correcto”.

“Tenemos la mirada de muchas compañías fija en nosotros”, dijo la empleada de Google Tanuja Gupta en Nueva York. “Siempre hemos sido una compañía vanguardista, así que, si no lideramos el camino, nadie más lo hará”.

Recibe 90 millones de dólares

Las protestas de Google ocurren a una semana de que el New York Times detallara acusaciones de abuso o acoso sexual, cometido por el creador del software Android, Andy Rubin.

Según el reporte, Rubin recibió un paquete de liquidación de 90 millones de dólares en 2014, pese a que Google concluyó que las denuncias en su contra eran creíbles.

Las mujeres representan 31% de la fuerza laboral a nivel mundial de Google y la cantidad es menor en los altos puestos. Los números son similares a lo largo de Silicon Valley.

Los organizadores de la acción coordinada de hoy presentaron cinco demandas concretas a la empresa.

También se pidió un compromiso para poner fin a la desigualdad salarial y de oportunidades; la elaboración de un informe público sobre acoso sexual en la empresa; la creación de un proceso “claro, uniforme, e inclusivo” para denunciar acoso sexual; y que el jefe de diversidad de Google tenga acceso directo al consejero delegado.- Con información de EFE y AP

Paola Rojas hizo un comentario que confirmaría su separación con "Zague".

Paola Rojas confirma su separación: “Estoy libre en el mercado”

Paseo de las Ánimas en el Cementerio General de Mérida

Festival de las Ánimas, detonante económico y turístico: Ayuntamiento