in

En alerta por “Barry”

Eric Ehlenberger visita su casa dañada en Nueva Orleáns

Luisiana declara emergencia ante posible huracán

WASHINGTON (EFE).— El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, anunció ayer medidas de emergencia ante el pronóstico de formación del primer huracán de la temporada del Atlántico, que puede tocar tierra en algún punto de la costa central estadounidense del Golfo de México el próximo fin de semana.

“He emitido el estado de emergencia hoy en preparación ante el efecto de un sistema de bajas presiones en el Golfo de México. El sistema probablemente generará una ola de tormentas, vientos con fuerza de huracán y hasta 2.54 centímetros de lluvia en el estado”, escribió Edwards en Twitter.

“Esto va a ser un suceso en Luisiana con inundaciones en la costa y fuertes lluvias que potencialmente pueden impactar en todo el estado. Nadie debería tomarse esta tormenta a la ligera. Como todos sabemos demasiado bien en Luisiana, baja intensidad no significa necesariamente bajo impacto”, agregó el gobernador.

Las autoridades alertaron ayer de la formación del primer huracán de la temporada, que de materializarse se denominaría “Barry”.

El Centro Nacional de Huracanes informó que se prevé a partir de hoy una tormenta tropical en el norte del Golfo de México y que aparentemente las condiciones son favorables para que el fenómeno se agudice dando paso a un huracán en los días siguientes.

El organismo señaló que es probable que haya una tormenta peligrosa en partes del sur y el sureste del estado de Luisiana.

Según los datos de ese centro, la amenaza de fuertes lluvias se extenderá por la costa central del Golfo de México y por el interior a través del valle bajo del Misisipí.

Es posible que haya riesgo de inundaciones, en algunos casos significativos, al paso de la borrasca por el este del Golfo de México.

La probabilidad de que este sea el primer huracán de la temporada aumentó desde el martes, aunque todavía existe la posibilidad de que las precipitaciones queden en tormenta tropical.

En 2005 el huracán “Katrina” ocasionó más de 1,800 muertes, especialmente en la ciudad de Nueva Orleáns.

La temporada de huracanes en la cuenca atlántica comenzó oficialmente el 1 de junio, pero antes, el 20 de mayo, se formó al sursureste de Bermuda una tormenta subtropical, “Andrea”, que se debilitó enseguida y no causó daños.

Según el pronóstico actualizado de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) difundido el martes, la actividad de la actual temporada de huracanes en el Atlántico será “casi promedio”, con 14 tormentas con nombre.

Leones sigue en la cima de la Sur tras su victoria

Cartón de Tony: Cuando la fortuna sonríe