in ,

Escritores critican la Bienal de Novela Vargas Llosa por “machismo literario”

Foto: EFE.

ESPAÑA.—La Bienal de Novela Mario Vargas Llosa que se realiza en Guadalajara fue criticada por personalidades del mundo literario por una “disparidad de género”. Y es que la Bienal cuenta con un jurado de cuatro hombres y una mujer y en cuyos paneles participarán 13 hombres y tan solo tres mujeres.

Lanzan carta

Debido al descontento ocasionado, un grupo de escritores lanzaron una carta por esta “disparidad de género que rige en la mayoría de eventos culturales y literarios en América Latina”.

Entre los firmantes destacan los nombres de autoras como Rosa Montero o Laura Freixas.

El llamamiento, del que participan autores, traductores, editores, periodistas o agentes literarios, surge como respuesta al evento literario que ayer comenzó en la ciudad de Guadalajara.

Los autores consideran este caso un ejemplo de la exclusión sistemática que rige “los eventos culturales y literarios en América Latina”; denuncian que en 2014 los invitados a la bienal eran 25 hombres y seis mujeres, mientras que la proporción el año siguiente solo se redujo en 22 hombres y ocho mujeres.

“Y en ambas ediciones, tanto el jurado como el grupo de finalistas tuvo la misma proporción desigual”, reza el manifiesto.

Recuerdo al MeToEscritoresMexicanos

Ante esto, los firmantes reclaman “perspectiva de género” y visibilización “del acoso y abuso sexual” que sufren las mujeres del mundo editorial, como ya denunció el reciente movimiento viral MeToEscritoresMexicanos.

En el texto, los más de cien firmantes destacan su compromiso “con la igualdad y la transformación social”, por lo que piden a las organizaciones e instituciones responsables de estos eventos “un compromiso oficial”.

Además, piden a las redes de festivales, premios y congresos literarios la gestión de espacios “justos, respetuosos y libres de violencia para las mujeres”.

Suscriben el manifiesto nombres como el de la autora ecuatoriana María Fernanda Ampuero, la periodista española Cristina Fallarás, la escritora chilena Lina Meruane, la escritora española Luna Miguel, la escritora ecuatoriana Mónica Ojeda, la directora de la Biblioteca Nacional de Perú, Mariaemma Mannarelli, o la escritora peruana Gabriela Wiener.

Aquí la carta íntegra, vía El País.

Contra el machismo literario

Las y los abajo firmantes queremos manifestar nuestro hartazgo y rechazo ante la disparidad de género que rige en la mayoría de eventos culturales y literarios en América Latina, así como la mentalidad machista subyacente. Es inadmisible que en el siglo XXI, en plena ola de reivindicaciones por la igualdad, se organice sin perspectiva de género un evento como la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, que tendrá lugar del 27 al 30 de mayo en la ciudad de Guadalajara, México.

En esta tercera edición participarán en los paneles trece hombres y tres mujeres, mientras que entre los finalistas del premio hay cuatro hombres y una sola mujer. Esto no debería sorprender, si consideramos que de los cinco miembros del jurado, cuatro son hombres. Este año no se diferencia mucho de los anteriores, lo que confirma que el criterio discriminador se impone por sistema: en 2014, se invitó a veinticinco hombres y apenas a seis mujeres; en 2015 a veintidós hombres y a ocho mujeres. Y en ambas ediciones, tanto el jurado como el grupo de finalistas tuvo la misma proporción desigual. En las dos bienales el ganador fue un escritor hombre. Podemos perfectamente adivinar de qué género será el ganador 2019.

Gracias a la lucha que desde hace mucho llevan a cabo las mujeres por sus derechos, por fin podemos descubrir a muchas escritoras que fueron borradas de la historia y del canon literario, denostadas, ninguneadas o silenciadas. Las mujeres escritoras han demostrado, además, por la calidad de sus obras, sus traducciones, su trabajo editorial y el reconocimiento que han adquirido en los últimos años, que la literatura escrita por mujeres es tan importante como la que escriben los hombres.

Sin embargo, las instituciones literarias siguen organizando y promoviendo espacios en los que la participación de mujeres aún es minoritaria o nula y, cuando se cuestiona, sus responsables recurren a una visión meritocrática falaz, en lugar de combatir desde dentro los privilegios masculinos –que los han llevado a cooptar los espacios por el simple hecho de ser autores hombres, buenos o malos– o de trabajar para ajustar esa desigualdad histórica que ha condenado a las mujeres a un lugar de subalternidad y silencio.

Como escritoras, escritores y personas vinculadas con el quehacer editorial, no podemos guardar silencio ni frente a la invisibilización de las autoras ni frente al acoso y abuso sexual que también son parte del statu quo de las letras, como ha revelado el reciente MeTooEscritoresMéxicanos.

Las y los firmantes nos hemos comprometido férreamente con la igualdad y la transformación social, y por eso hemos adoptado como política urgente preguntar y demandar una participación paritaria en todos los eventos literarios de los que aceptamos formar parte; señalar y cuestionar públicamente en caso de que no se cumplan estas cuotas justas. Así mismo, queremos exigir un compromiso oficial por parte de las instituciones organizadoras, así como de la red de festivales, ferias, premios, congresos, y debates en torno al libro, para garantizar, de una vez y para siempre, espacios justos, respetuosos y libres de violencia para las mujeres.

James Rodríguez pide apoyo para niños con cáncer

Un toro en plena carretera Tzucacab-Ekbalam causó temor entre vecinos y conductores de vehículos (Foto de Martín Chac Bacab)

Temor y apuros por toro de casta en plena carretera de Tzucacab