in ,

Europa, a más de 40 grados esta semana

Imagen del 22 de julio de 2019 de personas descansando en la playa, en Niza, Francia. Una nueva ola de calor regresó a muchas partes de Francia esta semana.

GINEBRA.- Muchas partes de Europa esperan otra ola de calor esta semana y se pronostican varias temperaturas récord, informó hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Clare Nullis, portavoz de la OMM, dijo hoy que gran parte de Europa experimentará temperaturas de más de 40 grados centígrados, incluyendo países como Alemania, Bélgica, Holanda y Luxemburgo.

El lunes por la noche, Francia reportó nuevas temperaturas mínimas y gran parte de Francia y Suiza están actualmente en “alerta ámbar”, dijo.

Leer: Cierran escuelas por onda de calor que azota Europa

De acuerdo con la OMM, las personas en Francia ahora temen que la ola de calor pueda agravar la sequía existente, dado que no ha llovido desde el final de la última ola de calor.

Imagen del 22 de julio de 2019 de una joven dándole agua a su perro, en Niza, Francia. Una nueva ola de calor regresó a muchas partes de Francia esta semana.

En España, el servicio meteorológico también pronosticó temperaturas de más de 40 grados centígrados esta semana y hay preocupación por posibles incendios forestales.

Recomendamos: Emergencia por ola de calor

En respuesta a una pregunta sobre si el actual mes de julio impondrá algún récord de calor, Nullis dijo que hay informes de que julio podría encaminarse a ser el mes más caliente jamás registrado, pero esto no puede confirmarse todavía en este momento.

Sobre la duración de la actual ola de calor, Nullis respondió que tendrá distinta duración en cada país y que se espera el punto álgido el miércoles y el jueves, al menos en Alemania, Suiza y los países del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo). Para el viernes, dijo Nullis, la ola de calor habrá desaparecido y las temperaturas descenderán durante el fin de semana. Fin

Joven de 16 años ignora críticas y defiende al planeta en parlamento francés

Trump presenta demanda para impedir acceso a sus declaraciones de impuestos