in ,

Expresidente catalán en libertad tras declarar en el Tribunal Supremo español

El expresidente de la Generalidad y expresidente del PDeCAT Artur Mas, a su llegada al Tribunal Supremo donde compareció ante el juez del Supremo Pablo Llarena para declarar en la investigación por un posible delito de rebelión en el proceso soberanista que llevó a la declaración unilateral de independencia (DUI).- (EFE/Ballesteros)
El expresidente de la Generalidad y expresidente del PDeCAT Artur Mas, a su llegada al Tribunal Supremo donde compareció ante el juez del Supremo Pablo Llarena para declarar en la investigación por un posible delito de rebelión en el proceso soberanista que llevó a la declaración unilateral de independencia (DUI).- (EFE/Ballesteros)

MADRID, España.  (EFE).- El juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena, que investiga las decisiones adoptadas por varios líderes independentistas de la región de Cataluña, dejó hoy en libertad sin medidas cautelares al expresidente de esa comunidad Artur Mas, tras comparecer más de tres horas.

Mas, que presidió Cataluña entre 2010 y 2016, acudió al Supremo para declarar acerca de su papel impulsor del movimiento soberanista catalán, en una causa en la que están investigados otros altos cargos políticos.

Tras declarar ante el juez Llarena, Artur Mas quedó libre sin medidas de control y confirmar que está dispuesto a comparecer ante el juzgado en caso de ser requerido de nuevo.

En su comparecencia, Mas calificó de “simbólica” la declaración unilateral de independencia aprobada por el Parlamento de Cataluña el 27 de octubre pasado.

Según explicó a los periodistas, Mas reconoció que participó en reuniones con otros de los independentistas investigados, pero apuntó que tenían un carácter “político“, sin que existiera un supuesto comité estratégico del proceso soberanista.

En la actualidad hay cuatro dirigentes independentistas en prisión provisional a la espera de juicio por ese proceso soberanista, mientras que cinco exintegrantes del Gabinete catalán – entre ellos el expresidente Carles Puigdemont – están en Bruselas, donde eluden la acción de la Justicia española, que les investiga por rebelión y sedición.

Hoy también se supo que una de las investigadas, la exdiputada independentista Anna Gabriel, que está convocada para declarar mañana ante el Supremo, va a pedir asilo en Suiza si España solicita su extradición.

Reportan sismo de magnitud 5.1 al sureste de Salina Cruz, Oaxaca

Clausuran restaurante de Paseo de Montejo