in ,

Frenéticas gestiones para un acuerdo post-Brexit entre la UE y Reino Unido

BRUSELAS, Bélgica. — Este martes, representantes de la Unión Europea y Gran Bretaña realizaban frenéticas gestiones para tratar de llegar a un acuerdo comercial post-Brexit, antes de que finalice el plazo el próximo día de Año Nuevo.

El negociador en jefe de Gran Bretaña, David Frost, abandona la residencia de los embajadores del Reino Unido en Bruselas, el lunes 21 de diciembre de 2020.- (Foto AP / Virginia Mayo)
El negociador jefe del Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier, llega para reunirse con el "Comité de Representantes Permanentes de los Gobiernos de los Estados miembros ante la Unión Europea" (Coreper) en Bruselas, Bélgica, este martes 22 de diciembre 2020.- (EFE / EPA / OLIVIER HOSLET)

Los miembros de la UE examinaban maneras de concretar el divorcio aun sin tener la ratificación formal del Parlamento Europeo.

El proceso busca definir las relaciones comerciales entre las dos partes con la menor cantidad de barreras posibles antes de que se cumpla el período de transición, luego que Gran Bretaña formalmente se salió de la UE el 31 de enero pasado.

En los últimos días el primer ministro británico Boris Johnson y la presidente de la Comisión Europea Ursula von der Leyen se han involucrado personalmente en los tratos en un esfuerzo por hallar consenso en torno al último escollo que queda: el tema de los derechos de pesca europeos en aguas británicas.

Hasta el 1 de enero, esos derechos eran compartidos por todos los miembros de la UE, pero tras su salida, Gran Bretaña se queda con el control de buena parte de esas aguas. Ahora ambas partes están tratando de negociar para quedarse con la mayor cantidad posible de esas cuotas pesqueras.

Si Gran Bretaña insiste en quedarse con la parte gorda de ese territorio, podría verse castigada con duros aranceles a sus exportaciones y otras medidas punitivas.

El periodista Juan Bustillos se quitó la vida; revelan su carta póstuma