in

Exige el fin de los ataques

Activistas protestan con caretas del presidente iraní

Irán defiende su idioma y rechaza tuit de Trump

WASHINGTON (EFE y Notimex).— El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, exigió el fin de las “violaciones a la soberanía de Iraq” tras el ataque con cohetes de ayer a la base militar de Al Balad, que dejó cuatro iraquíes heridos.

“Indignado por los informes de otro ataque con cohetes a una base aérea iraquí. Rezo por la rápida recuperación de los heridos y pido al gobierno de Iraq que haga rendir cuentas a los responsables de este ataque al pueblo iraquí”, escribió Pompeo en Twitter.

“Estas violaciones constantes a la soberanía de Iraq por grupos que no son leales al gobierno iraquí deben acabar”, agregó.

La Célula de Comunicación de Seguridad de Iraq confirmó unas horas antes en un comunicado la caída de ocho proyectiles tipo Katyusha en la base de Al Balad, donde hay tropas estadounidenses, lo que causó heridas a cuatro efectivos iraquíes, entre ellos dos oficiales.

Una fuente de la Comandancia de Operaciones de la provincia de Saladino, que pidió el anonimato, indicó a que los heridos fueron tras-ladados a un hospital y precisó que las víctimas son de nacionalidad iraquí.

Ubicada al norte de Bagdad, Al Balad es una de las bases aéreas más grandes del país árabe y cuenta entre su arsenal con cazabombarderos F-16 que Iraq adquirió a Estados Unidos, además de acoger a tropas estadounidenses.

Sin embargo, fuentes de seguridad especularon con que al menos parte de las fuerzas extranjeras allí desplegadas habrían abandonado la base tras los recientes ataques cruzados entre Washington y Teherán en territorio iraquí.

Este es el tercer ataque con proyectiles contra esta base en los últimos días, después de que el jueves cayera un cohete en sus inmediaciones sin causar víctimas y de que hace una semana su parte meridional fuese atacada, causando daños materiales en unos almacenes de armas del Ejército iraquí.

En los últimos días, se han generado además varias acciones nocturnas con cohetes contra la Zona Verde de Bagdad, en la que se ubican embajadas, entre ellas la de Estados Unidos, y edificios gubernamentales.

Todo ello se genera en medio de una grave escalada de tensión en Medio Oriente desencadenada tras el ataque de Estados Unidos en Bagdad que hace diez días acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), general Qassim Soleimani, y líderes de las milicias chiíes Multitud Popular.

Irán respondió esta semana con el lanzamiento de misiles contra dos bases militares que albergan a tropas estadounidenses en el oeste y norte de Iraq.

Defienden su idioma

Funcionarios iraníes exigieron ayer respeto a su lengua, el persa, tras el tuit en ese idioma publicado por Donald Trump.

Esta noche el ministro de Cultura y Guía Islámica, Abbas Salehi, destacó que el lenguaje persa es símbolo de la cultura iraní y cuestionó al mandatario estadounidense por haber amenazado con destruir sitios culturales de Irán.

“Usted amenazó con atacar sitios culturales de Irán y hoy se dirige a los iraníes en el lenguaje persa”, escribió en un tuit el funcionario cultural.

Por su parte el vocero del ministerio iraní de Relaciones Exteriores, Abbas Mousavi, destacó que las manos y la lenguas manchadas con amenazas no tienen derecho a contaminar el antiguo lenguaje persa.

“¿Está realmente con el pueblo iraní a quien mató a uno de sus líderes u opuesto a él?”, escribió también en un mensaje de la red social Twitter, en referencia al asesinato de Soleimani.

Tras el asesinato de Soleimani, Trump advirtió a Irán que ante cualquier represalia, tenía una lista de 52 lugares del país islámico a los cuales atacar, entre ellos diversos sitios del patrimonio cultural.

La mañana de este domingo el mandatario estadounidense exigió en un tuit escrito en persa —lengua de Irán hablada por 70 millones de personas, incluidas comunidades en países vecinos— a los líderes iraníes que no maten a quienes protestan en ese país.

Agregó que miles de manifestantes ya han sido asesinados o arrestados por esos líderes, pero el mundo está observando. Más importante, Estados Unidos está observando, dijo y demandó que se regrese el acceso a internet y se permita el trabajo de la prensa.

 

Síguenos en Google Noticias

"Esta decisión es más difícil de ganar que el oro": medallista olímpica huye de Irán

Cartón de Tony: Open House