in ,

Finge secuestro de su hijo; descubren que lo había enterrado

SAN ANTONIO.-  La policía de San Antonio Texas informó que hallaron el cuerpo de un bebé, quien se cree es el desaparecido King Jay Dávila, de ocho meses de edad. Su padre admitió que lo asesinó y enterró cerca de su domicilio.

El caso conmocionó a Estados Unidos. Según informaron medios locales, un detective del Departamento de Policía de San Antonio dijo que Christopher Dávila, el padre de King Jay, llevó a los investigadores hasta el final de una calle para mostrarles a los agentes donde enterró a su hijo.

En el lugar, las autoridades desenterraron una mochila en la cual se encontraba el cuerpo de un niño envuelto en una cobija.

Fingió el secuestro de su hijo

El hombre organizó el secuestro del  menor con ayuda de sus familiares, diciendo que le robaron su auto en una gasolinera para encubrir el hecho.

Los detectives dijeron que Dávila, de 34 años, reportó que había dejado el vehículo encendido y sin seguro cuando iba a una tienda. Más tarde encontraron su automóvil en un parque ubicado a pocas millas de la tienda.

Tras la declaración, las autoridades iniciaron la búsqueda el 4 de enero.

Confiesa el crimen

De acuerdo a una declaración jurada, el padre dijo a los investigadores que la madre estaba trabajando y él jugando frente al televisor. Cuando el hombre se sentó en la cama provocó que el asiento de auto del bebé , que también estaba en la cama,  cayera al piso con el niño adentro.

El menor se golpeó la cabeza en un armario antes de caer. En la declaración añadió que entró en pánico al ver un gran golpe en el ojo derecho del menor y tuvo miedo de llamar al 911.

De acuerdo al documento,  revisó al bebé horas después, pero ya estaba muerto.

La policía aseguró que el niño nunca estuvo en el auto y sus familiares habían inventado la historia para encubrir lo que realmente pasó.

La familia involucrada

El hallazgo del cuerpo se realizó luego que el padre, la abuela del menor y la prima del padre del menor fueran arrestados bajo cargos por manipular o fabricar evidencias en la desaparición del bebé. Ellos recibieron cargos adicionales por omisión.

Ricardo May Sosa, reelecto en sindicato de voceadores

Breves de la república