in ,

Florida se prepara

Trabajadores instalan paneles y bolsas de arena en la entrada de una farmacia CVS en Miami Beach

Isaías se debilitó a tormenta pero recuperaría fuerza

SAN JUAN (AP).— El huracán Isaías derribó árboles y cableado eléctrico al abrirse paso por las Bahamas el sábado en su ruta hacia a la costa de Florida.

Isaías se debilitó de huracán a tormenta tropical ayer en la tarde, pero se esperaba que recupere la fuerza de huracán mientras se dirige a Florida.

Los vientos máximos sostenidos del meteoro perdieron fuerza marcadamente durante el sábado, y a las 5 de la tarde eran de 110 km/h, momento en que el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos degradó su estatus.

Los meteorólogos explicaron que el epicentro de la tormenta llegará a la costa sureste de Florida hoy domingo por la mañana antes de recorrer la costa este del estado en el transcurso del día. Se espera que mantenga la fuerza de huracán hasta el lunes para luego debilitarse lentamente mientras sube por el Atlántico.

Fuertes lluvias, inundaciones y ráfagas de viento podrían azotar gran parte de la costa este durante esta semana.

El huracán arrancó las tejas de los techos, derribó árboles, interrumpió el servicio de energía y causó inundaciones al abrirse paso a través de Bahamas.

Por su parte, las autoridades de Miami anunciaron el cierre de playas, puertos deportivos y parques.

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, dijo que había 20 centros de evacuación listos para ser montados con las medidas de seguridad para prevenir contagios de coronavirus.

“Todavía no creemos que haya necesidad de abrir albergues para esta tormenta, pero están listos”, informó.

Las autoridades de Carolina del Norte ordenaron el desalojo, a partir de la tarde del sábado, de la Isla Oracoke.

Paula Miller, directora de Mercy Corps para Bahamas, dijo que aunque normalmente las islas pueden soportar huracanes potentes, algunas se han visto desestabilizadas por la pandemia del coronavirus y los daños causados por Dorian.

Hay un aviso de huracán activo desde Boca Ratón, al norte de Miami, hasta unos 240 kilómetros al norte, hasta la línea que divide los condados Volusia y Brevard, así como desde la línea de esos sitios a la línea de los condados Flagler y Volusia, y desde el sur de Boca Ratón hasta Hallendale Beach.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que el estado “está totalmente preparado para ésta y cualquier futura tormenta”, con reservas de equipos de protección personal, generadores, agua embotellada y comida para distribuir, pero instó a la población a preparar comida, agua y medicamentos para siete días. Se cerrarán los sitios operados por las autoridades estatales donde se realizan pruebas de detección del virus en el área en donde podía golpear la tormenta.

Para el centro y noroeste de Bahamas también había una alerta activa de huracán.

Dos de esas islas, Ábaco y Gran Bahama, fueron golpeadas el año pasado por Dorian, un huracán de categoría 5 que estuvo dos días sobre la zona y dejó al menos 70 muertos y más de 280 desaparecidos. En ambas hay gente que todavía vive en tiendas de campaña y las autoridades dijeron que los operarios trataban de retirar escombros antes de la llegada de Isaías.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, suavizó la cuarentena por la llegada del meteoro, pero impuso un toque de queda entre las 22:00 y las 05:00. Los supermercados, farmacias, gasolineras y tiendas de informática podrán abrir todo el tiempo que les permita el clima.

El jueves, cuando todavía era una tormenta tropical, Isaías provocó apagones, derribó árboles, causó inundaciones generalizadas y pequeños deslaves en República Dominicana y Puerto Rico, donde cientos de miles de personas se quedaron sin electricidad ni agua corriente.

Las autoridades de República Dominicana reportaron la muerte de un hombre que se electrocutó con un cable caído. Más de 5,000 personas fueron evacuadas, y mas de 130 comunidades seguían aisladas por las inundaciones.

En Puerto Rico, la Guardia Nacional rescató al menos a 35 personas de las crecidas.

Se espera que Isaías arroje entre 10 y 20 centímetros (entre 4 y 8 pulgadas) de agua en Bahamas y en las islas Turcas y Caicos.

En Puerto Rico, a causa del meteoro, la Policía confirmó ayer el hallazgo del cadáver de una mujer que estaba desaparecida.

La Policía de Puerto Rico informó del hallazgo del cadáver de Marisol Morales, de 51 años, quien salió a realizar gestiones y nunca regresó a su casa, lo que la convierte en la única víctima mortal a causa del pasó de Isaías por la isla como tormenta tropical.

El comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias (NMEAD), Nino Correa, había confirmado que el vehículo fue arrastrado por la crecida de la quebrada Calvache, en la localidad de Rincón, en el oeste de la isla.

El ahora huracán de categoría 1 Isaías tocó tierra este sábado al norte la isla de Andros, en el archipiélago de Bahamas, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, algo más débiles, y se espera que se aproxime a la costa este de Florida este mismo sábado o el domingo en la mañana.

 

Jóvenes detenido en Cacalchén; su andar los ''delató''