in

Golpea al consumo en EE.UU.

Una mujer camina por una ferretería que ofrece productos fuera de la tienda

Recorte a ayuda por el desempleo afecta indicador

WASHINGTON.— El gasto de los consumidores estadounidenses se ralentizó en agosto, con un indicador clave de ventas al por menor cayendo inesperadamente a medida que se recortaron los beneficios de desempleo de millones de personas, ofreciendo más pruebas de que la recuperación de la recesión está flaqueando.

El informe del Departamento de Comercio ayer aumentó la presión sobre la Casa Blanca y el Congreso para reiniciar las negociaciones estancadas para otro paquete de ayuda fiscal para por lo menos 29.6 millones de personas que tienen beneficios de desempleo.

El gasto de los consumidores representa más de dos tercios de la economía de Estados Unidos y es probable que las señales de fatiga llamen la atención de los funcionarios de la Reserva Federal al concluir una reunión de dos días sobre política monetaria del país.

“Los consumidores están siendo cada vez más cuidadosos con sus gastos”, opinó Gregory Daco, economista jefe para Estados Unidos de Oxford Economics en Nueva York.

El analista agregó que “si el Congreso no puede extender la ayuda fiscal a los hogares en las próximas semanas, la economía será particularmente susceptible a un recorte en el gasto de los consumidores, especialmente de las familias que tienen más bajos ingresos”.

Las ventas al por menor, excluyendo los autos, la gasolina, los materiales de construcción y los servicios de comida cayeron 0.1% en agosto tras un alza revisada a la baja del 0.9% en julio.

Las llamadas ventas minoristas subyacentes, que reflejan mejor el componente de gasto del consumidor del Producto Interno Bruto, habían avanzado 1.4% en julio, según el reporte inicial.

Los economistas encuestados habían pronosticado un aumento del 0.5% en agosto. Las ventas al por menor en general aumentaron 0.6% en ese mes, en parte debido a que las ventas en restaurantes y bares continuaron recuperándose.—Reuters

Los datos de julio fueron revisados a la baja para mostrar que las ventas al por menor aumentaron un 0,9% en lugar de un 1,2% como se informó anteriormente.

El informe de ventas al por menor siguió a datos de este mes que sugieren que el mercado laboral está perdiendo fuerza después de las asombrosas ganancias de empleo en mayo y junio, ya que los negocios volvieron a abrir después de haber cerrado a mediados de marzo para controlar la propagación del coronavirus.

 

Serpientes no sustituyen al cubrebocas: autoridades tras inusual hecho

Reconocen con un premio a quinceañera que donó comida