in

Guaidó denuncia aumento de la represión política

El líder del Parlamento de Venezuela

Cuestión de tiempo

LONDRES (EFE).— El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, acusó al régimen de Nicolás Maduro de suprimir a la oposición a través de un “terrorismo de estado”.

En una entrevista con el rotativo “The Guardian” publicada ayer en su página digital, Guaidó afirmó que Maduro está combatiendo ilegalmente a líderes de la oposición.

Al menos diez aliados del jefe del Parlamento pueden afrontar años de prisión por su participación en el alzamiento del pasado 30 de abril, de los que tres se refugiaron en embajadas.

“Lo que hoy estamos viendo es terror, sembrar el terror, que es todo lo que le queda al régimen de Maduro”, afirmó el político en diálogo con el periódico británico en Caracas.

“Lo que están haciendo ahora mismo es básicamente terrorismo de estado, porque están utilizando aparatos del estado para extender el temor”, subrayó Guaidó.

Maduro calificó los esfuerzos del presidente parlamentario para sacarlo de poder de intento de golpe apoyado por Estados Unidos, pero derrotado, según él, por la lealtad de las fuerzas armadas.

Guaidó, de 35 años, considera que los esfuerzos de Maduro por perseguir a la oposición venezolana son reflejo de la desesperación de un régimen que llega a “sus momentos finales”.

“Todo lo que le queda, lamentablemente, es la persecución”, afirmó Guaidó sobre Maduro, que asumió el poder después de la muerte del líder chavista Hugo Chávez en 2013 y obtuvo el poder el año pasado en unas elecciones que la oposición califica de fraudulentas.

En opinión de Guaidó, Maduro padece paranoia puesto que “no confía en nadie, ni siquiera de la persona que le sirve el café”.

Asimismo, el líder opositor resaltó que los últimos días han sido “complicados”, con muchas amenazas.

“The Guardian” recuerda que el paradero de Edgar Zambrano, el vicepresidente del Parlamento controlado por la oposición venezolana, es desconocido después de que fuera retenido por agentes de inteligencia el pasado miércoles.

A pesar del fracaso para derrocar al régimen venezolano, Guaidó insistió en que la oposición está cerca de alcanzar sus objetivos y sugirió que hay negociaciones secretas para asegurar la partida de Maduro.

Posible triunfo

“Ellos ya perdieron. Venezuela aún no ha ganado… (pero) creo que es solo cuestión de tiempo”, dijo.

Al describir el colapso de su país, el político señaló que “no ha sido un tornado. No ha sido un huracán. No ha sido un terremoto. No fue un incendio que se extendió sin control. No, ha sido causado por la corrupción de este régimen”.

Por otra parte, el canciller chileno, Roberto Ampuero Espinoza, expresó que los países de la Alianza del Pacífico respetan la posición de México sobre Venezuela, y comparten la línea política de no intervención, así como la convocatoria a unas elecciones pacíficas y transparentes.

Sin embargo, reconoció que los países amigos no pueden coincidir en todos los aspectos, porque lo interesante es que cuando hay diferencias entre los países se tratan dentro del marco institucional respectivo, pero lo central son los aspectos y acuerdos que nos unen, como es la Alianza del Pacífico.

Abundó que, sin duda, esta alianza “nos une en el sueño común de tener una mejor calidad de vida para nuestros pueblos, sin descartar el deseo de integrarnos estrechamente, pues somos una región con una identidad cultural muy poderosa”.

Ampuero consideró que en Venezuela no solo se vive una tragedia humanitaria, sino que tiene un enorme impacto migratorio para Sudamérica, pues son millones de venezolanos los que están dejando su país y emigrando a países como Colombia y Chile.

Los Leones ganan el último en casa ante los Acereros

Cartón de Tony: Caribe mexicano entre aguas