in ,

Guatemala impide el acceso a 480 centroamericanos

Una familia de migrantes espera en la orilla del río Suchiate para retirarse de la frontera con Guatemala

Los abandonaron

FRONTERA TALISMÁN (El Universal).— El instituto Nacional de Migración (INM) dejó abandonados en el poblado de Frontera Talismán, fronterizo con Guatemala, a 480 centroamericanos procedentes de estaciones migratorias de Matamoros, Tamaulipas, y Acayucan, Veracruz, ante la negativa del vecino país de dar el acceso.

Pobladores explicaron que entre las 2 y 3 de la madrugada de ayer llegaron nueve autobuses con más de 300 migrantes hondureños y 150 guatemaltecos, quienes serían repatriados, pero ante la negativa de las autoridades de Guatemala de permitirles cruzar la frontera, por el cierre para evitar la propagación del coronavirus, fueron dejados en el lugar.

Ante el temor de que los migrantes estuvieran contagiados de Covid-19, los habitantes se organizaron y evitaron que se dispersaran por el poblado. También cerraron los accesos a la localidad, para bloquear la llegada de más autobuses.

Los migrantes explicaron que en la estación migratoria de Acayucan, Veracruz, les dijeron que, debido a que Guatemala cerró sus fronteras y que Honduras no responde a la petición de deportaciones, “la única forma de ayudarles era dejarlos en la frontera de México con Guatemala para que con sus propios medios pudieran llegar a su país”.

De acuerdo con la versión de los afectados, pasaron por filtros sanitarios y estuvieron de uno a tres meses en cuarentena, por lo que, dicen, no hay peligro de que estén enfermos del virus.

Ante esta situación, elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano arribaron al lugar, aseguraron a los migrantes y los pusieron a disposición del INM para atender su caso.

Algunos de los extranjeros se resistían a abordar los autobuses para ser trasladados a la Estación Migratoria Siglo XXI, donde ya se encuentran encerrados decenas de migrantes cubanos, haitianos, africanos, de la India y centroamericanos.

La CNDH urgió al gobierno mexicano a “atender la situación de las 480 personas migrantes abandonadas en la frontera de Talismán” e hizo un llamado al INM y a la Guardia Nacional “para que actúen con responsabilidad y sensibilidad durante la emergencia sanitaria”.

Denuncia al INM

Irineo Mujica, del organismo Pueblos Sin Fronteras, denunció que una vez más el INM “actúa de una manera irresponsable, cruel y sin ningún tipo de control”.

Añadió: “Debe de haber alguien que los pueda hacer responsables. Alejandro Encinas, subsecretario de Migración y Derechos Humanos, tiene una larga trayectoria de derechos humanos, apelamos a sus principios y años de servicio para resolver este peligro eminente para todos”.

Los pobladores, dijo, tienen razón en el rechazo natural ante la pandemia, pues es irresponsable dejar 500 personas en plena carretera sin comida, sin agua y con nubarrones que amenazan con llover.

Mujica remató: “El comisionado (Francisco) Garduño tiene que ser responsable de su desastre ¿O es que en la 4T a nadie se le hace responsable y están por encima de la ley? Legalmente el subsecretario Encinas sigue siendo el responsable y moralmente aún más”.

La cancillería guatemalteca confirmó que a partir de la próxima semana se reanudarán los vuelos de migrantes deportados.

Síguenos en Google Noticias

Tres detenidos por la venta de bebidas alcohólicas en el poniente

En línea los contenidos