in

Ignoran su paradero

Jeffrey Lichtman (centro)

Abogado dice que se llevaron rápido a Guzmán Loera

NUEVA YORK (AP y EFE).— Las autoridades no desperdiciaron tiempo para enviar al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera a una prisión de máxima seguridad donde cumplirá con su sentencia de cadena perpetua, declaró la defensa del líder del Cártel de Sinaloa.

Jeffrey Lichtman aseguró ayer que Guzmán Loera fue rápidamente trasladado en helicóptero solo unas horas después de la lectura de su sentencia el miércoles en la ciudad de Nueva York.

Lichtman agregó que las autoridades solo le dijeron que “El Chapo” Guzmán iba en camino a una instalación de máxima seguridad en Florence, Colorado.

Ya quedó claro que, tras bambalinas, había un plan preparado “para sacarlo de la ciudad en cuanto fuera posible”, dijo Lichtman.

Por su parte la abogada Mariel Colón aseguró que el miércoles, a las 17:40 horas local, la defensa de “El Chapo” Guzmán recibió la notificación de que su cliente se encontraba “en tránsito” y que había sido trasladado al aeropuerto, aunque no pudo certificar el paradero del narcotraficante mexicano.

Según el “New York Post”, “El Chapo” ya podría estar en la cárcel de máxima seguridad (Supermax) del estado de Colorado, conocida como la “Alcatraz de las Rocosas”. La Administrative Maximum Facility (ADX), en Florence, es de las más seguras del mundo y está a 90 millas al sur de Denver.

La defensa de “El Chapo” afirmó que todo esto “deja muy claro” que las autoridades estadounidenses sabían que iban a trasladarlo cuanto antes de la prisión de Manhattan y criticó no haber recibido ninguna explicación, insistiendo en que no sabe si tienen a su cliente “escondido” en Nueva York o en otro lugar.

Ayer, agentes carcelarios y fiscales no dieron detalles del paradero de Joaquín Guzmán Loera.

Lo compara con Cristo

José Refugio Rodríguez, abogado del capo en México, afirmó que el juicio de “El Chapo” fue como el que se le hizo a Jesucristo, ya que “lo están sentenciando con una pena como esta, no tanto para sancionarlo por su conducta, sino para dar ejemplo a los demás y que no sigan con el ejemplo de Joaquín Guzmán”.

“Lo crucificaron ante la comunidad de la época para demostrar a los demás lo que podía pasar a una persona con ese comportamiento, lo mismo que a Joaquín Guzmán”, aseveró.

En este sentido, Rodríguez se mostró convencido de que la defensa del Chapo en Estados Unidos es “excelente”, de primerísimo nivel y que “seguirán peleando a pesar de esta sentencia que existe”.

“Para mí el caso Joaquín Guzmán no está cerrado”, dijo convencido.

Yucatán sigue en el segundo sitio de la Zona Sur

Cartón de Tony: Corte de caja