in

Impacto duradero en la educación

Padres de familia marchan para pedir el regreso presencial de los estudiantes a clases en Ciudad de Panamá

Hispanoamérica afronta su “peor crisis educativa”

PANAMÁ (EFE).— Hispanoamérica y el Caribe viven “la peor crisis educativa en su historia moderna” por el prolongado cierre total o parcial de las escuelas a causa de la pandemia, con 114 millones de estudiantes sin escolarización presencial, el mayor número en el mundo, alertó ayer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Tras un año de pandemia, “a la fecha solo siete países de Hispanomérica y el Caribe ya abrieron completamente sus escuelas. En 12 países y territorios las escuelas permanecen completamente cerradas y en el resto de la región están parcialmente cerradas”, dijo Unicef.

Los niños de la región ya perdieron en promedio 158 días de clases presenciales, indicó el ente de la ONU en una declaración pública difundida por su oficina para Iberoamérica y el Caribe, con sede en Panamá.

“En ningún otro lugar del mundo tantos niños están sin educación presencial”, dijo la directora regional de Unicef para Hispanoamérica y el Caribe, Jean Gough, que consideró la situación como “la peor crisis educativa que ha enfrentado la región en su historia moderna”.

Unicef añadió que muchos estudiantes ya perdieron un año de escolarización presencial y empezaron 2021 en la misma situación, y cuanto más tiempo permanezcan fuera de la escuela es menos probable que regresen a ella. Ya se calcula “que más de 3 millones de estudiantes en la región abandonarían definitivamente sus estudios a causa de la pandemia”.

Unicef destacó que el impacto de las interrupciones escolares en el rendimiento de aprendizaje “será severo y duradero”, tomando en cuenta que en la región, ya antes de la pandemia, “muchos estudiantes de primaria y secundaria no alcanzaban los niveles básicos de competencias en matemáticas, lectura y escritura”.

Luego citó reciente estudio del Banco Mundial según el cual “luego de 10 meses (un año escolar) sin clases, el 71% de los estudiantes de los primeros años de la escuela secundaria pueden no ser capaces de comprender adecuadamente un texto de moderada extensión. Antes de la pandemia la cifra era de 55%. Y si los colegios siguen cerrados otros tres meses, el porcentaje ascendería a 77%”.

“A pesar de los esfuerzos del gobierno para garantizar la continuidad de la educación a distancia por medio de plataformas virtuales, radio y televisión, las interrupciones escolares han tenido un impacto negativo en los logros de aprendizaje, en términos de protección, salud física y mental y en las perspectivas socioeconómicas de los estudiantes en el futuro”, sostuvo Unicef.

América, con 54.1 millones de casos y 1.3 millones de muertes, es la región más impactada del mundo por el nuevo coronavirus. Hispanoamérica reporta unos 23.5 millones de contagios y más de 743,000 decesos.

“No estamos pidiendo que todas las escuelas vuelvan a abrir en todas partes al mismo tiempo; pedimos que las escuelas sean las primeras en abrir y las últimas en cerrar”, dijo Jean Gough.

“Varios países de Hispanoamérica y el Caribe han logrado grandes avances en priorizar una reapertura escolar urgente y gradual; ahora es el momento de que otros sigan el mismo camino en toda la región”, agregó Gough.

Los programas de educación a distancia, agregó, “deben continuar y ampliarse para llegar a más y más niños, pero nunca sustituirán la escolarización presencial en el aula con un maestro, especialmente para los estudiantes más vulnerables”.

Unicef dijo que reconoce los esfuerzos de los gobiernos que trabajan junto con aliados para continuar mitigando los riesgos inherentes a la interrupción de la educación.

Añadió que ante la “urgente necesidad” de generar conciencia sobre la importancia de la reapertura escolar lanzó su campaña #LasEscuelasPrimero, “que refleja el estado de las aulas en la región, millones de sillas vacías a la espera de que los estudiantes retomen clases y continúen su proceso de aprendizaje”.

Daño escolar duradero 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó ayer que América Hispana y el Caribe afrontan “la peor crisis educativa en su historia moderna” por el prolongado cierre total o parcial de las escuelas desde que se declaró la pandemia del Covid-19 en esta región.

El organismo calculó que 114 millones de alumnos permanecen sin escolarización presencial, el mayor número en el mundo, y “que más de 3 millones de estudiantes en la región abandonarían definitivamente sus estudios a causa de la pandemia”.

En una declaración difundida por su oficina para Iberoamérica y el Caribe, con sede en Panamá, Unicef dijo que en promedio los niños de la región ya perdieron 158 días de clases presenciales.

“En ningún otro lugar del mundo tantos niños están sin educación presencial”, añadió la directora regional de Unicef para Hispanoamérica y el Caribe, Jean Gough.

Muchos estudiantes ya perdieron un año de escuela presencial y empezaron 2021 en la misma situación, y cuanto más tiempo permanezcan fuera es menos probable que regresen a ella, anticipó. El impacto de las interrupciones escolares en el aprendizaje “será severo y duradero”.

 

Unicef Coronaviurus

Unicef también ofreció ayer cifras sobre los casos de coronavirus en l región.

Casos

El Continente Americano, dijo, con 54.1 millones de casos y 1.3 millones de muertes, es la región más impactada del mundo por el nuevo coronavirus.

La región

Hispanoamérica reporta unos 23.5 millones de contagios y más de 743,000 decesos.

 

Pie de foto

El multihomicida de Boulder decía que lo perseguían

Dos yucatecos en la dirigencia nacional de la Canirac