in

Imponen toque de queda en Sri Lanka

Bloqueo de redes sociales ante la ola de violencia

COLOMBO (AP).— El gobierno de Sri Lanka impuso un toque de queda a nivel nacional y bloqueó temporalmente las redes sociales, luego de un brote de violencia entre comunidades en aparente respuesta a los ataques del Domingo de Pascua ocurridos el mes pasado en los que murieron más de 250 personas, informaron las autoridades ayer.

La violencia empezó con unas pocas tiendas que el domingo fueron apedreadas en la localidad de Kuliyapitiya, en el noroeste del país, de acuerdo con el jefe interino de la policía, C.D. Wickramaratne. La situación fue controlada al poco tiempo, pero ayer grupos realizaron actos violentos a una escala más grande, comentó.

“Este pequeño grupo debe abandonar este peligroso juego contra las vidas y propiedades de personas inocentes”, indicó Wickramaratne en un discurso televisado. “No permitiremos que el país sea conducido a la anarquía por aquellos que imponen su fuerza sobre los civiles desarmados e inocentes”.

El funcionario dijo que las personas que sean detenidas por quebrantar la ley podrían ser sancionadas con hasta 10 años de prisión.

El primer ministro, Ranil Wickremesinghe, aseguró en un discurso dirigido a la nación que las fuerzas de seguridad habían controlado la violencia, pero que el gobierno decidió imponer el toque de queda para impedir que se propagara a otras partes del país.

La policía señaló que el toque de queda sería impuesto hasta nuevo aviso en la región noroeste y hasta el hoy por la mañana en el resto de la nación.

Las tensiones aumentaron en el país del océano Índico con mayoría budista desde los ataques suicidas perpetrados por siete personas en dos iglesias católicas, una protestante y en tres hoteles de lujo. El grupo Estado Islámico se atribuyó la autoría de los ataques, llevados al cabo por un grupo local de musulmanes radicalizados.

Los musulmanes han sido objeto de comentarios de odio desde los incidentes del Domingo de Pascua.

El gobierno impuso la prohibición a las redes sociales luego de que un intercambio de acusaciones entre dos personas en Facebook condujo el domingo a un ataque en una tienda que es propiedad de musulmanes, en la localidad mayoritariamente católica de Chilaw, comentó Nalaka Kaluwewa, jefe del Departamento de Información.

 

Un muerto y 11 heridos deja balacera en cervecería de Playa del Carmen

Cartón de Tony: Árboles que crecen torcidos