in ,

Judíos ortodoxos rechazan vacunas: “tienen ADN de cerdo y mono”

sarampión
Foto de referencia

Pese al brote de Sarampión, creen que las vacunas causan autismo y contienen células de fetos humanos abortados

NUEVA YORK.- Entre los judíos de Brooklyn, en donde se decretó la emergencia por un brote de sarampión, circula una publicación que anima a la comunidad ultraortodoxa a no vacunarse, en contra de los criterios científicos y de la legalidad sanitaria, alertando de que las vacunas portan “ADN de mono, rata y cerdo”.

El manual de seguridad de la vacuna

En el “Manual de seguridad de la vacuna“, una revista para los padres que desean criar a sus hijos “sanos”, se incluyen falsas advertencias de que las vacunas causan autismo y contienen células de fetos humanos abortados, según The New York Times.

“Creemos que no hay mayor amenaza para la salud pública que las vacunas“, concluye la publicación, lo que contradice el consenso científico de que las vacunas son generalmente seguras y altamente efectivas.

El manual, creado por un grupo llamado Padres que Educan y Abogan por la Salud de los Niños (PEACH, en sus siglas en inglés), está dirigido a judíos ultraortodoxos, cuyas comunidades en expansión se encuentran en el epicentro de uno de los brotes de sarampión más grandes en los Estados Unidos en décadas.

LEE TAMBIÉN: Declaran emergencia de salud por sarampión en NY

Emergencia de salud pública por sarampión

Las autoridades de Nueva York pidieron a los residentes de un barrio judío ortodoxo que se vacunen contra el sarampión, pero queda la incógnita de cómo hacer cumplir la orden.

El primer paso contra el peor brote de sarampión en la ciudad desde 1991 será preguntar a los residentes dónde han estado y con quién han entrado en contacto.

A partir de allí, pedirán la información de esos contactos para entrevistarlos y tratarán de persuadirlos para que se vacunen si no lo han hecho ya y si no están inmunes a la enfermedad.

Vacunas obligatorias

Las autoridades advirtieron que cobrarán multas de 1,000 dólares a quien se niegue a vacunarse.

“Nuestro objetivo no es multar a nadie”, dijo el martes el alcalde Bill de Blasio. “Nuestro objetivo es hacer que la gente se vacune, pero al mismo tiempo estamos tratando de convencer a la población de que se trata de un tema urgente”.

Se extiende el brote

El Departamento de Salud de Westchester, al norte de la ciudad de Nueva York, informó este miércoles sobre ocho casos nuevos de sarampión en ese condado, seis de los cuales son hermanos y todos sin vacunar, de edades entre los seis meses y catorce años.

Ninguno de los niños asiste a escuelas públicas ni a centros de cuidado infantil, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Salud del condado.

.- Con información de agencias

Colisión en el Centro; conductor se pasó el alto

Así quedó el grupo de México para la Copa Oro