in ,

La abogada de Harvey Weinstein finaliza su caso

Foto: Megamedia

Trata de cultivar la duda

NUEVA YORK (EFE).— Donna Rotunno, abogada de Harvey Weinstein, hizo ayer un alegato final de cinco horas en defensa de su cliente, en el que centró sus ataques en las dos testigos principales, llamó mentirosas a las seis testigos que acusan al magnate y cargó contra la Fiscalía.

Las cinco acusaciones contra Weinstein, dos de ellas por violación en primero y segundo grados, se sustentan en el testimonio de dos mujeres. Rotunno dedicó tres horas a tratar de desmontar las declaraciones de ambas e insistió al jurado en que si creía que Weinstein no era culpable de esas acusaciones entonces los demás testimonios son “irrelevantes”.

“¿Es la historia de Miriam Haley creíble?”, preguntó retóricamente la abogada. “Piensen si tienen preguntas sobre si creen o no el sinsentido que les contó”.

Contra Jessica Mann, Rotunno empleó la misma técnica, mostrando partes de la transcripción de su testimonio y correos electrónicos para despertar dudas.

“No fue forzada”, declaró la abogada, que dijo que la Fiscalía había creado su propio universo “en el que las mujeres no son responsables” de “las fiestas a las que van, de los hombres con los que ligan” o de las decisiones que toman.

La defensa también se detuvo, aunque menos tiempo, en el testimonio de Annabella Sciorra, quien acusa a Weinstein de haberla violado en el invierno de 1993-1994.

Síguenos en Google Noticias

Mundo al día

Cartón de Tony: Si de cambios hablamos