in

La Fiscalía vaticana pide procesar a un seminarista italiano y a su rector

El Preseminario San Pío X, en los muros vaticanos, ofrece formación a monaguillos y aspirantes al sacerdocio.- Foto dagospia.com

ROMA.— La Fiscalía vaticana pidió procesar a dos miembros del clero italiano, uno por abusos sexuales y otro por encubrimiento, por hechos sucedidos antes de 2012, informó hoy el Vaticano.

Según la Santa Sede, el promotor (fiscal) de Justicia de Ciudad del Vaticano planteó sendas órdenes para que sean juzgados el seminarista Gabriele Martinelli, bajo la acusación de un supuesto abuso sexual que habría tenido lugar en el Preseminario San Pío X en años anteriores a 2012, y Enrico Radice, rector de ese centro en el momento de los hechos, bajo el cargo de presunto favorecimiento.

“Los hechos denunciados se refieren a años en los que la ley vigente en ese momento impedía un juicio en ausencia de la queja de la persona afectada antes de que se cumpliera un año desde los hechos”

El papa Francisco firmó una disposición el 29 de julio pasado que eliminó esa condición, con el fin de que este tipo de delitos pudiera ser juzgado.

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi publicó en 2017 el libro “Peccato originale” (Pecado Original) en el que abordaba los presuntos abusos sexuales cometidos en el Preseminario San Pio X y las fuerzas en el Vaticano que obstaculizaban las labores en anteriores pontificados.

Nuzzi, juzgado en 2016 por la filtración de documentos, analizaba en su obra varios asuntos, entre ellos los supuestos abusos que se cometieron en el preseminario San Pio X, en el Palacio San Carlo, dentro de los muros vaticanos, que aloja a monaguillos y posibles futuros seminaristas. 

Apelación de un Cardenal

En otro caso, la defensa del cardenal George Pell, extesorero del Vaticano, presentó al Tribunal Superior de Australia una apelación de 12 páginas para eliminar sus sentencias por pederastia, debido a que el Tribunal de Apelaciones de Victoria rechazó dicho recurso en agosto pasado.

Pell, quien tiene 78 años de edad y fue asesor del Papa en temas financieros, es acusado de abuso sexual de dos excoristas de 13 años pertenecientes a la Catedral de San Patricio, cuando él era arzobispo en Melbourne, en la década de los 90, de acuerdo con un despacho de “ABC News”.

Antes de ser candidato a libertad condicional, el acusado debe permanecer tres años y ocho meses en prisión y en ese contexto su equipo jurídico, que contaba con 28 días para interponer el recurso de apelación, se dio a la tarea de investigar a fondo el fallo después de que la corte dictó una resolución dividida el 21 de agosto pasado.

En el recurso de apelación la defensa argumentó que “la mayoría erró al encontrar que su creencia en el demandante requería que el solicitante estableciera que el delito era imposible”.

Asimismo, los abogados plantearon que “la mayoría erró en su conclusión de que los veredictos no eran irrazonables”.

En caso de que sea aceptado el permiso para apelar, será su última ocasión para impugnar las sentencias, sin embargo, se escucharía hasta el siguiente año.

En diciembre de 2018, el cardenal fue condenado en un juicio secreto, en el que fue condenado a cumplir seis años de reclusión, de acuerdo al portal de CNN.- (EFE, Notimex y religiondigital.org)

Extraño robo a un negocio de cerveza en Tizimín

“¡Viva su jefa!” grita niño vestido de Hidalgo y se vuelve viral