in

La OCDE señala en Dubai que “el futuro ya ocurre”

Asistentes a la Cumbre Mundial de Gobierno que se celebra en Dubai caminan por zonas de la sede

Sugieren unión de sectores

DUBÁI (EFE).— Líderes políticos coincidieron ayer en destacar en la Cumbre Mundial de Gobierno que tiene lugar en Dubái la necesidad de impulsar una estrecha colaboración entre los sectores público y privado para hacer frente a la ralentización de la economía global.

La segunda jornada en la conferencia también abordó los retos que plantea la digitalización de la economía y dio especial protagonismo a Costa Rica, país invitado.

La colaboración entre las autoridades gubernamentales y las empresas centró la participación de la ministra de Planificación costarricense, Pilar Garrido Gonzalo, quien habló en una sesión plenaria sobre las políticas de gobierno en su país.

“La sociedad civil, el sector público y privado tienen que trabajar todos juntos para que ocurra la magia”, dijo.

En otra sesión, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Angel Gurría, ahondó en los desafíos a los que se enfrenta la economía mundial con la “revolución digital” que supone la adopción de nuevas tecnologías.

Gurría subrayó que la introducción de nuevas tecnologías no es un reto futuro, puesto que “está ocurriendo ya, todos los días”.

La digitalización, según el mexicano, en el futuro puede llegar a destruir un sexto de los puestos de trabajo actuales en el mundo, “pero ahora ya está teniendo un efecto en la economía”.

Este efecto es palpable, según Gurría, en las “tensiones comerciales” que se viven en la economía mundial, parte de las cuales pertenecen al sector tecnológico.

Gurría subrayó que la OCDE recortó sus previsiones de crecimiento mundial en medio punto en apenas seis meses y advirtió de que las perspectivas económicas pueden verse afectadas por factores políticos derivados de la “insatisfacción” de las clases medias con el reparto de la riqueza.

Esta insatisfacción, señaló el responsable de la OCDE, ha generado crisis y fragmentación política en varios países europeos, en EE.UU., México o Brasil y ha contribuido al “brexit”.

 

Espacios para el buen comer

Cartón de Tony: Diagnóstico hemático