in ,

La OMS analiza hoy el avance de nuevo coronavirus

Un trabajador examina un vehículo en el paso de Zham del distrito de Nyalam

Preocupación mundial

PEKÍN (AP y EFE).— Funcionarios de sanidad internacionales expresaron una gran preocupación ayer por el hecho de que un peligroso nuevo virus esté empezando a propagarse entre personas fuera de China, algo inquietante mientras la nación asiática y la comunidad mundial trabajan frenéticamente para contener el brote.

El nuevo coronavirus ha infectado a más personas en China de las que se enfermaron durante el brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) en 2002 y 2003. Ayer, el número de casos confirmados aumentó a 5,974, superando las 5.327 personas que fueron diagnosticadas con el SARS. Para hoy la cifra ya era de 7,711.

La cifra de muertes, que subió a 170 hoy, sigue siendo menos de la mitad de los que fallecieron en China por el SARS. Los científicos dijeron que hay muchas preguntas por responder sobre el nuevo coronavirus, incluido qué tan fácil se propaga y qué tan severo es.

En un reporte publicado ayer, investigadores chinos indicaron que, con base en los primeros 425 casos confirmados, cada infección conduce en promedio a 2.2 más. Esa cifra es un poco mayor que la del resfriado común, pero mucho menor que de otras enfermedades respiratorias, como la tuberculosis y la tos ferina. La tasa de contagio del SARS se calculó en 3.

El doctor Michael Ryan, director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, indicó que China estaba tomando “medidas extraordinarias ante el desafío descomunal” que supone el nuevo brote.

Ryan habló durante una conferencia de prensa tras regresar de un viaje a Pekín para reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, y otros funcionarios de alto rango del gobierno. Señaló que la epidemia continúa concentrada en la ciudad de Wuhan y en la provincia de Hubei, pero que la “información se está actualizando y cambia cada hora”.

Contagios

Ryan indicó que los contados casos de un contagio del virus de persona a persona fuera del territorio chino —en Japón, Alemania, Canadá y Vietnam— eran de “gran preocupación”, y son parte de la razón por la que el director general de la agencia de salud de la ONU volvió a convocar a un comité de expertos hoy, cuando evaluarán si deberían declarar el brote una emergencia a nivel mundial.

Hasta ahora, alrededor del 99% de los casos se han registrado en China. Ryan estimó que la tasa de mortalidad del nuevo virus es de 2%, pero señaló que la cifra era demasiado preliminar.

Dada la fluctuación en el número de casos y de muertes, los científicos solo han podido elaborar un estimado de la tasa de mortandad y es probable que muchos casos más leves del virus hayan pasado desapercibidos.

En comparación, el virus del SARS provocó la muerte de aproximadamente 10% de la gente que se infectó.

El nuevo virus proviene de la familia de los coronavirus, que incluye a aquellos que causan el resfriado común hasta los que provocan enfermedades más graves como el SARS y el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS por sus siglas en inglés).

Apoyarán a China

Estados Unidos enviará a China a sus “mejores expertos” para apoyar, por invitación de las autoridades de ese país, las investigaciones contra el coronavirus, anunció ayer el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

Colaborarán con la OMS

El asesor indicó que los especialistas estadounidenses han sido invitados por China para trabajar junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la búsqueda de una cura “lo más rápidamente posible”.

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: Viejo nuevo movimiento

Las investigaciones de la Codhey siguen