in ,

La temporada de huracanes en el Atlántico rompería récord de tormentas: NOAA

Varias personas levantan estructuras que derribaron los vientos y lluvias de "Isaías" en Manhattan el pasado martes (Foto de AP)
Varias personas levantan estructuras que derribaron los vientos y lluvias de "Isaías" en Manhattan el pasado martes (Foto de AP)

MIAMI.- La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos advirtió que la temporada de huracanes en el Atlántico, en medio de la pandemia de Covid-19, hace historia con la posibilidad de 25 tormentas con nombre.

De hecho, señaló, ya ocurrieron 9 tormentas, que también es un récord para la fecha.

Te puede interesar: “Isaías” deja muerte

Es la primera vez que la NOAA proyecta hasta 25 tormentas con nombre, rompiendo el récord de 21 del fatídico 2005, recordado por los huracanes "Katrina" y "Wilma", dos de los siete nombrados que tocaron tierra en Estados Unidos.

Prevén 6 huracanes poderosos

La agencia federal, que cada agosto actualiza su pronóstico, reiteró hoy que la temporada ciclónica en el Atlántico podría ser "extremadamente activa", con hasta 11 huracanes, de los cuales hasta 6 podrían ser muy poderosos.

"Las temporadas extremadamente activas tienden a tener muchos más huracanes... y huracanes importantes", alertó el meteorólogo Gerry Bell en teleconferencia de prensa.

"Y esto es cierto no solo para Estados Unidos, sino también para México y toda la región alrededor del mar Caribe",

El pronóstico en alza

El Centro de Predicción Climática de la NOAA ajustó hoy su pronóstico a un rango probable de 19 a 25 tormentas tropicales con nombre, es decir, con vientos de 63 kilómetros por hora, de las cuales 7 a 11 podrían convertirse en huracanes, con vientos de 119 km/h.

Se trata de un aumento de su pronóstico de mayo pasado, que era de 13 a 19 tormentas con nombre y de 6 a 10 huracanes.

Sin embargo, la previsión de ciclones mayores se mantuvo igual: de 3 a 6 podrían tener vientos máximos sostenidos de 178 km/h o más.

Bell precisó que estas proyecciones de la temporada, que comienza el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre, incluyen las nueve tormentas con nombre de este año, dos de ellas que se convirtieron en huracanes, "Hanna" e "Isaías".

Destrucción y muerte

Ambos causaron destrucción y muerte este año. "Hanna" en Centroamérica, México y el Texas (Estados Unidos), mientras que "Isaías" lo hizo en el Caribe y la costa este estadounidense.

Según Bell, las condiciones oceánicas y atmosféricas actuales indican "una mayor probabilidad, del 85%, de una temporada superior a la normal".

"Desafortunadamente una temporada por debajo de lo normal ahora es muy poco probable, con solo 5% de posibilidades", agregó.

Una temporada normal tiene 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3 de categoría mayor, es decir 3, 4 o 5 (la máxima) en la escala de Saffir-Simpson.

Bell enfatizó que esta perspectiva es una guía general que no predice tormentas que tocan tierra porque ello está determinado por patrones climáticos que son solo predecibles "hasta con cinco o siete días de anticipación".

Condiciones favorecen temporada más fuerte

Las condiciones oceánicas y atmosféricas actuales, que ahora favorecen "una temporada de huracanes más fuerte", incluye temperaturas propicias de la superficie del mar, más cálidas que la media en el océano Atlántico tropical y el mar Caribe y un mayor monzón del África occidental, explicó Bell.

Agregó que se pronostica que estas condiciones, y un potencial desarrollo del fenómeno de La Niña, continuarán durante los próximos meses.

"Estas condiciones son vientos verticales reducidos que comparten vientos alisios más débiles en el Atlántico, presión de aire más baja y patrones de vientos provenientes de África que provocan tormentas más fácilmente".

Arriba de lo normal y muy activa

Agregó que son condiciones típicas de una temporada por encima de lo normal y extremadamente activa.

El meteorólogo dijo que 70% de las épocas de huracanes en el Atlántico estuvieron por encima de lo normal desde 1995 y nueve fueron extremadamente activas.

El especialista de la NOAA recalcó que "no se trata solo de los números. Se trata en gran medida de la preparación".

Llamado a tomar previsiones

"Todos sabemos que solo se necesita una tormenta para tener un impacto catastrófico en las vidas y las comunidades", subrayó.

"Los residentes costeros y del interior deben prepararse ahora antes de que más tormentas amenacen como seguramente lo harán. Todos deben conocer los riesgos, tener un plan B", alertó.

nugget niña

Niña casi muere al comer un nugget; tenía adentro un cubrebocas

El papel que juega el CISEN en la Seguridad Nacional