in ,

El dolor e indignación detrás de una foto viral sacude a Argentina

El crudo relato de los padres de Lara Arreguiz

La muerte de Lara Arreguiz, una joven de 22 años que cursaba el tercer año de Veterinaria, causó conmoción en Argentina, debido a una fotografía compartida por su madre Claudia, donde la joven aparece recostada en el piso de una sala de espera, mientras sus padres imploraban por una cama en cuidados intensivos.

El caso de la joven estudiante en Esperanza  (Argentina) reflejó la realidad de la saturación hospitalaria en el país, que tuvo que regresar a la cuarentena obligatoria, debido al incremento de casos de Covid-19 (actualmente acumula 3.5 millones de casos y más de 74 mil muertes).

Lara era paciente de riesgo por diabetes

Lara comenzó con los síntomas el 13 de mayo pasado, cuando volvió del gimnasio y al encender la calefacción comenzó con una tos. Cuando habló con su papá por WhatsApp le hizo el comentario, y pensó que se trataba de un cambio brusco de clima, pero cuando al día siguiente la tos no se detuvo, llamó a sus padres para que la acompañaran al hospital.

Consciente de su riesgo al padecer Covid-19, Lara era paciente de diabetes e insulino dependiente, no esperó mucho para buscar un diagnóstico. Al buscar una clínica, la familia rápidamente se dio cuenta de lo real que es la saturación hospitalaria, además de que los hospitales privados se niegan a atender casos sospechosos de coronavirus.

Lara quería convertirse en Veterinaria para ir a vivir al campo, según narró su madre a Infobae

Tenía covid. Las placas dieron pulmonía bilateral, en solo dos días fue impresionante cómo avanzó la enfermedad y le tomó ambos pulmones, por eso se ahogaba”, contó Alejandro, padre de Lara, en diálogo con el medio local Infomercury, citado por Infobae; sobre el peregrinar por sanatorios que emprendieron desde el viernes 14 de mayo en busca de una cama para la atención oportuna de su hija.

El lunes llegaron al nuevo Hospital Iturraspe, inaugurado en 2019 y calificado por la gobernación de Santa Fe como el más moderno del país. Tampoco había camas para atender a pacientes graves y el ingreso fue otro infierno para la familia, según recuerda Claudia:

“Tuve que decirle tres veces a la persona de admisión que por favor la haga pasar. Ella estaba muy descompensada, me decía que se desmayaba”, contó la madre de la joven, quien explicó que la sala de ingreso estaba lleno, sin que se respetaran los protocolos de sanidad e incluso notó que los casos sospechosos convivían con pacientes que estaban ahí por otro tipo de atención.

La foto de Lara Arreguiz, la dura realidad que vive Argentina por la pandemia

A pesar de que la familia ya tenía una prueba positiva de Covid-19, el ingreso debía ser valorado por un enfermero en turno. A medida que las horas pasaban –hicieron cuatro antes de que alguien autorizara el ingreso- Lara comenzó a ahogarse; le faltaba el aire, le costaba respirar. Quería recostarse. Un enfermero le negó “por protocolo” una camilla, así que decidió tenderse en el suelo, donde una mujer que esperaba turno le pidió que no lo hiciera, porque el piso estaba frío y sucio.

Visiblemente cansada, Lara no hizo caso, así que esa misma mujer le prestó su chamarra para calentarse. Su madre hizo lo mismo para que su hija estuviera más cómoda y colocó el bolso para que apoyara su cabeza.

La imagen de Lara Arreguiz que se hizo viral a través de redes sociales

No le importó que mi hija tuviera coronavirus”, agradeció Claudia, quien en ese instante tomó la fotografía que hoy da la vuelta al mundo y ha causado indignación. “Saqué la foto de la indignación que tenía. Cuando pasó un médico y la vio, yo le dije que ‘acá la gente no se muere por covid, se muere por la ineficiencia de las personas’”.

Te puede interesar: Muere William Shakespeare, primer hombre en recibir la vacuna AntiCovid

Para Claudia, una desconocida tuvo más empatía que todo el personal de salud que estaba  ahí ese día.  Considera que si su hija hubiera recibido la atención desde que el diagnóstico resultó positivo a Covid-19, siendo una paciente de riesgo debido a la diabetes, hubiera podido sobrevivir.

“Las enfermeras nos decían que nos tranquilicemos, que ella era una chica joven y fuerte. Yo la iba a visitar todos los días, solo quince minutos mediante una ventana, era muy duro verla ahí sola sin poder hacer nada”, recuerda Alejandro, quien admite que nunca fue muy cercano a su hija, aunque era su debilidad siendo la única. Claudia es madre de cuatro, Lara era la mayor.

Perder a un hijo: "un dolor en el alma que asfixia''

El jueves 20 de mayo, Lara fue ingresada a terapia intensiva e intubada. A pesar de ello, los enfermeros nuevamente le pidieron a los padres mantener la calma y recordaron que era joven y fuerte, pero el viernes por la mañana Alejandro recibió la noticia que le rompió el mundo.

En los trámites póstumos, le pidieron el documento de Lara. “La mamá me dijo que estaba en su mochila, así que otra vez me fui hasta el Iturraspe a buscar sus pertenencias. Estaban dentro de una mochila. Cuando meto la mano para buscar el documento, encuentro cuatro fotos mías con ella. Me mató, no sé por qué las llevó, quizás se la veía venir o tenía mucho miedo”, interpretó.

Por su parte, Claudia insiste en que “fue todo muy injusto. Falta de solidaridad, profesionalismo y empatía” y recordó que tras la muerte de su hermano por la misma enfermedad, su madre le comentó que no había dolor más grande en el mundo que el de perder un hijo: “es así, tal cual, un dolor en el alma que asfixia”.

La fotografía de Lara ha causado indignación en Argentina, un país que se debate entre las protestas por miles de ciudadanos que rehúsan la vuelta de la cuarentena obligatoria, a pesar de la saturación de los hospitales y en medio de la polémica por el regreso a clases presenciales.

Escrito por Noemí Domínguez Montañez

Cecilia Noemí Domínguez Montañez, licenciada en Literatura Latinoamericana comenzó su carrera periodística en 2013, año en que ingresó a Grupo Megamedia. Sus temas de especialización son:  espectáculos, salud, literatura, crianza respetuosa, feminismo y violencia de género.

José Ramiro López Obrador, hermano del presidente Andrés Manuel, habría recibido un crédito de un millón 771 mil pesos de Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural Forestal y Pesquero en 2019.

Silencio sobre millonario crédito a hermano de López Obrador

Esposa de Jared Borgetti denuncia que fueron agredidos por afición de Santos