in ,

Libaneses exigen nuevo gobierno

Una mujer expresa su apoyo al gobierno libanés en Beirut

Cortan carreteras en rechazo de los líderes políticos

BEIRUT (AP).— Los manifestantes cortaron ayer carreteras importantes en diferentes lugares de Líbano, paralizando el país mientras se agravaba la crisis en torno a la formación de un nuevo gobierno.

El primer ministro, Saad Hariri, renunció la semana pasada, cumpliendo una exigencia clave de las manifestaciones iniciadas el 17 de octubre, para reclamar el fin de la corrupción rampante y de la mala gestión de una clase política que lleva tres décadas controlando el país.

El presidente libanés, Michel Aoun, no ha fijado todavía una fecha para consultas con los grupos parlamentarios sobre el nombramiento de un nuevo primer ministro.

Muchas escuelas, universidades y negocios cerraron ayer en todo el país.

En una de las principales avenidas de Beirut, los manifestantes repartieron panfletos disculpándose por los cortes de carreteras e indicando que las “calles seguirán cerradas hasta que se forme un gobierno independiente”.

El domingo, decenas de miles de personas participaron en protestas a favor y en contra del gobierno de Líbano, incluyendo miles que marcharon hasta el palacio presidencial en respaldo al mandatario y otras que se reunieron en el centro de Beirut para exigir la salida de la élite política.

Confirman 12 personas muertas en emboscada a familia del activista Julián LeBarón

“Cuidaremos su memoria”